Quito tiene un perro abandonado por cada 22 personas

Según la investigación, en 2013 había un perro abandonado por cada 49 personas en la Capital, que tiene más de 2,2 millones de habitantes.

Por Agencias

Quito tiene un perro abandonado por cada 22 personas, según un censo ciudadano realizado en el distrito metropolitano de la ciudad y difundido hoy 4 de octubre por la Universidad San Francisco de Quito (USFQ).

Según la investigación, en 2013 había un perro abandonado por cada 49 personas en la Capital, que tiene más de 2,2 millones de habitantes.

Según Stella de la Torre, decana del Colegio de Ciencias Biológicas y Ambientales de la USFQ, el abandono de mascotas, en general, y de perros, en particular, es un problema ético, social y ambiental de grandes proporciones.

Al trauma físico y psicológico que sufren los animales abandonados se suman los riesgos para la salud humana, al ser estos animales potenciales vectores de enfermedades, y para el ambiente, pues los perros abandonados pueden cazar a aves y mamíferos nativos, afectando a sus poblaciones.

El censo es parte de un proyecto que busca generar información científica sobre el estado actual de la población de perros abandonados en el distrito, así como la implementación de programas de comunicación y de gestión en los que se prevé incluir a todos los actores interesados para solucionar el problema.

En el proyecto también está involucrada la Secretaría de Salud del Distrito Metropolitano de Quito y varios establecimientos educativos y fundaciones de protección animal.


De la Torre explicó que entre la metodología del censo figuró el registro en una muestra aleatoria de perros, durante dos días, en las 16 parroquias que fueron estudiadas en 2014.

Los datos de cada animal (fotografía, ubicación geográfica, estado de salud) se registraron en una aplicación para celular.

Todos los datos registrados en las aplicaciones fueron almacenados en un servidor del Instituto de Geografía de la USFQ para ser analizados utilizando modelos estadísticos similares a los usados en el estudio de hace cuatro años para facilitar la comparación temporal.

Paralelamente a este censo, se realizó otro para cubrir toda la zona urbana del distrito.

Los datos de los censos sugieren que el problema del abandono de mascotas, y de perros, en particular, se ha agudizado en estos últimos cuatro años.

Sobre la base de esos resultados, los próximos 19 y 20 de octubre se construirá de forma participativa, con todos los ciudadanos interesados, un plan de acción para controlar y reducir el abandono de mascotas en Quito.

Con información de EFE

Siga leyendo:

Relacionado

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo