Perfil de conductores profesionales de Ecuador debería cumplir con 4 características básicas

El perfil básico de los conductores profesionales de Ecuador debería cumplir cuatro competencias o características para ejercer su profesión.

Por Andrea Martinez

Una de las medidas urgentes para reducir los siniestros de tránsito en el país será la "evaluación inmediata a todos los choferes profesionales del transporte público interprovincial e intraprovincial", según Pablo Calle, Director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT).

La decisión fue anunciada tras el último accidente en Manabí, el pasado 24 de marzo, el cual dejó 13 personas fallecidas y 17 heridos.

Ante esto, organismos como el Servicio Ecuatoriano de Capacitación Profesional (Secap), indicó que capacitará a 15.000 conductores profesionales para generar conciencia acerca de la alta incidencia de siniestros de tránsito que se han suscitado en lo que va del 2018.

"Creemos que la capacitación, es clave fundamental para que los choferes profesionales del país brinden un servicio óptimo y de calidad", expresó Mario Maldonado, director Ejecutivo de la Institución.

 

 

Pero, ¿qué perfil deben cumplir los conductores profesionales?

Stalin Basantes, Secretario Técnico del Sistema Nacional de Cualificaciones Profesionales, Setec, indica que "las competencias básicas que debería tener un conductor de bus de carretera son: preparación del vehículo, conducción preventiva y evasiva, actuación ante situaciones de emergencia y control mecánico del vehículo".

Es por ello que desde su institución, se propone aplicar un proceso de certificación por competencias, que consiste en evaluaciones teóricas y prácticas a los conductores con el objetivo de validar sus conocimientos para conducir, ese conocimiento y experiencia que han adquirido será valorado y reconocido mediante esta certificación. Esto también permitirá identificar cuáles son las principales deficiencias.

Según datos de la ANT durante el mes de febrero de 2018, de los más de 2.000 siniestros de tránsito registrados a nivel nacional el 25,30% fue por conducir desatento a las condiciones de tránsito (celular, pantallas de video, comida, maquillaje o cualquier otro elemento distractor), claro que este dato incluye a todos los conductores, pero sin duda indica que en la mayoría de casos el problema es de quien está detrás del volante. Con esta lógica, creemos que lo primero que debemos hacer es mejorar las competencias del talento humano y específicamente de quienes tienen la tarea de transportar a la ciudadanía y concomitantemente, implementar un sistema de control.

 

Históricamente, la sociedad ha devaluado la profesión de conductor, nuestro interés es revalorizarlo, evaluarlo y profesionalizarlo. La certificación por competencias desde hace muchos años es un requisito en varios países como España, Chile y estamos trabajando en unas sugerencias a la Ley de Tránsito para que la certificación por competencias, sea considerada como un requisito también en Ecuador. Estamos conscientes que esta medida por sí sola no es la solución, pero -sin duda- estamos convencidos de que es una parte fundamental y que el momento histórico exige que esto se implemente en nuestro país.

¿Por qué la cualificación de esta actividad no había sido prioridad en años anteriores?

 

Según Basantes, en años anteriores la capacitación y certificación no se ha planificado, por ello, desde que asumió la responsabilidad al frente de la Setec se planteó hacer la primera Agenda Nacional de Capacitación, instrumento que permitirá llevar a la práctica el rol de generar la política pública y donde temas como este son prioritarios.

 

 

¿Por dónde empezar?

Desde la Setec se indica que lo primero es iniciar un proceso de calificación de las escuelas de conducción como Operadores de Capacitación. Esto implica una valoración técnica de diferentes aspectos: infraestructura, capacidad de los instructores, equipamiento, instrumentos pedagógicos. De ahí, iniciar con la certificación por competencias de los instructores que permita garantizar la calidad de la formación de los conductores profesionales.

La definición de los temas de capacitación se está trabajando en una mesa técnica con expertos, y en cuánto al tipo de capacitación y la frecuencia con la que deberán recibir cursos, Basantes indicó que el proceso debe ser periódico, permanente y de manera integral, incorporando temas que anteriormente no contemplaron los esquemas de formación de los conductores.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo