¿Qué debo saber antes de transportar a mi mascota en bus público?

Consultamos a un veterinario y un dueño de mascotas sobre la nueva disposición que permite transportarlos en unidades de transporte público.

Por Metro Ecuador

El Municipio de Quito a través de la Ordenanza 0048 establece las condiciones de tenencia de fauna urbana y que permite el ingreso de mascotas, como perros y gatos, en el transporte público local.

Para su movilización se debe cumplir ciertos requisitos. Entre ellos se contempla el uso de bozal y correa de seguridad, además de contenedores aptos para el transporte de las mascotas.

La norma establece, en la ordenanza 0048, en el capítulo 28 que "los perros potencialmente peligrosos llevarán obligatoriamente un bozal que precautele el bienestar animal apropiado para la tipología de la raza o morfología y estarán siempre sujetos por correa y collar de ahogo, y traílla no extensible inferior a dos metros. La persona que conduzca estos animales no podrá llevar más de un perro".

Para el veterinario, Alex Bedoya "la idea es una buena alternativa para quienes tenemos mascotas. Para movilizarlos considero importante que los perritos estén socializados y acostumbrados a estar entre personas. Si el animal es nervioso, en ese caso tendrían que obviar o no viajar en ese tipo de transporte".

El profesional informó que el bozal es de uso para perros de más de 21 kilos. Los perros pequeños deben viajar en maletas especialmente diseñadas para su transporte.

¿Cómo saber si mi mascota esta nerviosa?

Los dueños deben conocer a los animales. Deben reconocer las señales de cambios y el lenguaje corporal de la mascota. Lengueteo profuso, sequedad en la comisura de los labios, la cola muy erguida, son síntomas de un posible estado de nerviosismo del animal. Actuar de manera rápida puede ayudar a minimizar las consecuencias de un tentativo ataque.

¿Qué hacer en caso de ataque o estado de pánico del animal?

Cuando el animal esté en pánico es importante que el dueño indique a los demás usuarios del transporte que es mejor que no se acerquen a la mascota.

Separar al animal y en caso de ser necesario bajar de la unidad y calmar al perro. No podemos satanizar a la mascota, el responsable siempre será el dueño. Debe conocer al animal.

La opinión de un propietario de mascotas

Oscar Ayo, es dueño de 8 perros, cuatro de raza y cuatro mestizos. Para él la decisión del Municipio es importante, pero cree que es necesario concienciar a los dueños de mascotas sobre el tipo de animal que debe viajar en una unidad de transporte municipal.

"Deben estar adiestrados, no podemos sacar al perro de casa que jamás ha sido transportado y llevarlo, puede ser peligroso. El animal puede entrar en pánico. Debemos conocer a nuestro perro, cuidarlo y no exponerlo a situaciones que lo pueden alterar", precisó.

RELACIONADO:

Loading...
Revisa el siguiente artículo