logo
Entretenimiento
 /
Entretenimiento 05/07/2021

Vicente Fernández Jr. acusa a una clínica de rehabilitación por “secuestrarlo”

“Lo que viví fue una experiencia que no se la deseo a nadie”, relató Vicente Fernández Jr. y aseguró que demandará a la institución

Vicente Fernández Jr., reveló que su ausencia por dos meses sí se debió a que estaba recluido en una clínica de rehabilitación, pero que fue en contra de su voluntad. Ya hace unos días había señalado que su relación con la modelo y empresaria estaba de lo mejor, y que su desaparición nada tenía que ver con Mariana González, la llamada ‘Kim Kardashian mexicana’.

Ahora, en una entrevista con la revista dedicada al mundo de la farándula, Vicente Fernández Jr, calificó de “secuestro” el tiempo que estuvo interado allí. Aunque reconoció que fue él mismo quien decidió acudir a la clínica que se encuentra en San Luís Potosí, pero que una vez dentro, ya no se le permitió salir.

Comenzó explicando en la entrevista con la revista qué, “lo que viví fue una experiencia que no se la deseo a nadie; ya estoy en Guadalajara, gracias a Dios. Sí estuve ‘recluido’, pero no por las razones que dicen y no tengo por qué regresar ni para qué regresar. Estuve en San Luis Potosí en la Clínica 13 de febrero”,comentó.

Fue la institución la que me bloqueó”

Y que cuando no se le permitió salir se contactó con su novia y esta a su vez le comunicó a la familia del cantante. Pero que que la institución le quitó el acceso a todos los medios. Incluso dijo el hijo del ‘Charro de Huentitán’ que en el centro de salud pasaron por encima de sus Derechos Humanos.

“Fueron 66 días que no hubo comunicación con mi familia. Cuando estás incomunicado, duermes en una habitación con más compañeros y te cierran la puerta con candado por fuera con chapas especiales, era muy similar a estar en la cárcel. Por lo menos ahí tienes derecho a visitas obligatoriamente por semana, a llamadas, y aquí me bloquearon totalmente. Fue la institución la que me bloqueó”.

Vicente continuó relatando sus momentos de desespero e impotencia. “Yo acepté porque me dijeron que iba a ser un lugar donde iba a poder entrar y salir a la hora que quisiera. Un paciente salió e informó a Mariana, ella se preocupó, preguntó por mí, y le dijeron que estaba intranquilo, molesto y que el trato no era cordial ni respetuoso. Conforme a los Derechos Humanos que debe tener cualquier paciente”, narró.

“Cualquier privacidad ilegal de la libertad es un secuestro”

También dijo que está buscando emprender acciones legales en contra de la institución. Y además el mexicano lo hará en contra de la revista que publicó que su desaparición se habría debido a su supuesto vicio con los juegos y las apuestas.

“Cualquier privacidad ilegal de la libertad es un secuestro”, aseguró. “(Las acciones legales) ya lo está viendo el licenciado Guillermo Pous”, señaló el artista. Y aunque fue reterativo acerca de que no entró al centro de salud mental por problemas con las apuestas, tampoco quiso revelar detalles sobre las razones que lo guiaron a acudir a dicha clínica.

“Lo quero dejar muy en claro: no soy apostador, no soy ludópata, no soy drogadicto, no soy alcohólico y nunca he robado nada a nadie, mucho menos a mis padres, como andan diciendo por ahí. -Quiero- que todo quede claro y que las cosas sean vistas y dichas como son, no como lo que inventaron”, relató.

Descubre más: