Toyota: Darwin y Sebastián vencieron lo que parecía imposible

Darwin Castro, quien tiene una discapacidad visual, ganó la medalla de oro en los Juegos de Lima junto al esfuerzo de su guía Sebastián Rosero.

Por Santiago Argüello

Para Darwin Castro y Sebastián Rosero, el 24 de agosto fue uno de los días más felices de sus vidas.

Ellos llegaban a la meta con lágrimas en los ojos. Vieron a su entrenador, quien gritaba mirando al cielo de la alegría.

Darwin y Sebastian conseguían la medalla de oro en los Juegos Parapanamericanos de Lima luego de seis años de esfuerzo y creer que, con amor a la vida, se logran cosas “imposibles”.

Fue grandioso llegar a la meta con el apoyo incondicional de Sebastián. Han sido seis años de esfuerzo diario y con la ayuda de Toyota del Ecuador, hoy celebramos este sueño de conseguir la medalla dorada”.

Eso dice Darwin Castro, un atleta ecuatoriano con una discapacidad visual que junto a Sebastián Rosero, su guía, obtuvieron la medalla de oro en los 5000 metros de atletismo, categoría T11.

Un sueño paso a paso.

Para Sebastian Rosero fue un reto espectacular guiar el camino de Darwin siempre con la frase “no te rindas, nada es imposible” en mente.

Los chicos se tomaron muy en serio el nombre de la campaña impulsada por Toyota ‘Start your impossible’ y así ahora son los terceros en el mundo dentro de esta categoría.

Estamos ya pensando en Tokio 2020, todos los cálculos que hemos hecho nos ponen claramente en esos Juegos Paralímpicos”, dice Sebastián.

Estos muchachos irán juntos hacia Portugal, solo unos 10 días antes de asumir el Mundial de Dubai que es su próximo reto para cerrar el 2019 con broche de oro y empezar el 2020 pensando en Tokio.

El viaje a Portugal es para entrenar en un Centro de Alto Rendimiento e ir acostumbrándose al clima que los recibirá en Dubai.

“Este sueño hermoso se fue labrando poco a poco junto a Sebastian. En Chile, hace unos años, no nos fue tan bien, luego en Río 2016 estuvimos entre los siete mejores del mundo".

En el Paramundial de Atletismo 2017 fuimos cuartos y en 2018 ya estabamos en el tercer lugar del ranking mundial”, comenta Darwin emocionado.

Te puede interesar.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo