La carrera de aventura, lodo y obstáculos Metro Yanasacha Race pretende convertirse una vez más en una gratificante experiencia. En ella se pondrá a prueba las habilidades de los competidores.

METRO conversó con dos deportistas que participaron en carreras de lodo y obstáculos. Nos contaron la preparación que se requiere y los miedos que han vencido. Ambas concuerdan en que es una experiencia gratificante, 'chévere' y que lo volverían a hacer.

Rosita Jaramillo, quien ha competido en carreras de lodo, describe esta experiencia como positiva.

"El contacto con la naturaleza, hacer ejercicio, la adrenalina de participar. Además el trabajo en equipo es gratificante. Esta no es una competencia de velocidad, es una competencia de capacidad. Es especial colaborar con la familia y amigos, y juntos ir superando las pruebas", dijo.

"Lo más difícil es animarse a hacer la carrera. Los obstáculos te llevan a decir 'Yo voy a superar eso', pero lo más gratificante es llegar a la meta. Darse cuenta que se logró. Uno se dice a sí mismo, 'lo pude hacer y lo voy a hacer otra vez"", acotó la atleta.

METRO YANASACHA RACE UNA EXPERIENCIA DE VIDA

Rosita recomienda, para quienes desean experimentar este tipo de sensaciones, que los competidores se preparen, tanto física como mentalmente. Deben estar dispuestas a ir a "todo y por todo".

"Esta es una competencia de resistencia por lo que hay que prepararse, si sale tiene que llegar. Además, es importante hidratarse y alimentarse bien para alcanzar la meta", dijo.

De su lado, Margarita Estrada nos contó cómo fue su primera vez al competir en una carrera de lodo. Ella compartió esta experiencia con su familia. Ellos se animaron a hacerlo porque "es una propuesta totalmente distinta a lo que estaban acostumbrados", dijo.

Afirma que juntos salen a caminar y a realizar hacer deporte aunque no de forma profesional, y de esta manera dejan de lado la rutina y, de paso, les servía como preparación para cumplir los 6 kilómetros de obstáculos.

En la versión del año pasado, su equipo estuvo conformado por su familia, con adultos, de 20 años en adelante, y niños, con la responsabilidad de que todos lleguen a la meta.

"Competir significó un cúmulo de emociones: vencer el miedo, la sensación de competir, la emoción de dejar nuestros escritorios para ensuciarnos hasta los dientes. Llegar a los obstáculos, pero todo eso con una gran sonrisa", indicó-

Margarita cuenta que uno de los momentos más emocionantes en este tipo de competencias, es saber que puedes contar con tu hermana, tu cuñado, o un amigo, al trabajar todos en equipo.

METRO YANASACHA RACE EN OCTUBRE EN LATACUNGA

"La carrera es tal cual como la vida diaria, como tener un problema y superarlo con el apoyo de tu familia o amigos. En estos momentos, es cuando se fortalecen los lazos, nos hace más unidos y te das cuenta la capacidad que tienes para competir.

Tanto Rosita como Margarita compitieron en la edición 2017 de la Metro Sacha Race, en la que puedes inscribirte en yanasacha.com/info/.

RELACIONADO:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo