Nebot reaccionó por la muerte de niña de Loja

Cuando se trata de valores como la seguridad no existe distinción de ideología o partidos, señaló el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot.

Por Eva Acosta

El alcalde Jaime Nebot reaccionó severamente ante el homicidio de la menor Emilia Benavides, una niña de 9 años asesinada el pasado fin de semana en la ciudad austral de Loja, convocando a la acción conjunta de autoridades y civiles al señalar que sobre los valores, como la seguridad, no puede haber distinciones de ideología o partidos políticos para su defensa.

“Tristeza e indignación es lo que causa este tipo de acontecimientos, pero yo diría que deberían causar algo más: el firme compromiso de todos, y especialmente de las autoridades, de luchar para que estas cosas no ocurran”, ha sentenciado.

En este orden, recordó que ese compromiso ya lo ha asumido el Concejo Municipal de Guayaquil a través de dos ordenanzas, la una, que da sustento a la campaña ‘Amiga ya no estás sola’, contra la violencia de género, y el proyecto sobre el fortalecimiento de la seguridad, que se envió a la Asamblea Nacional para su tratamiento.

Sobre lo primero especificó que lo que se ha hecho es armar un gran equipo que concientice, que comunique, que capacite y coordine con otras instancias, como la Policía, la Fiscalía, ‘para cuando el agresor, por ejemplo, sea también empleado de una empresa, se lo detecte y lograr que las autoridades de trabajo también impongan la máxima sanción laboral’.

Para aquello, dijo, hay que hacer un seguimiento administrativo, jurídico, coordinar con los consultorios jurídicos de las universidades para el respectivo seguimiento, ‘porque si algo es más grave que no lograr que la mujer sea capaz de denunciar la violencia, es que cuando la denuncie, no pase nada’. Todo esto, aclaró, con la suficiente financiación.

 

Proyecto Más Seguridad

Respecto al proyecto municipal de fortalecimiento de la seguridad, resaltó la unanimidad con la que fue aprobado por el cuerpo edilicio guayaquileño, recalcando que cuando se trata de valores como el de la seguridad, no debe haber diferencias ideológicas o partidarias.

 
“Luchar por la seguridad es un deber y el primer deber del estado y el primer derecho de los ciudadanos. Hoy día el estado no cumple con su deber y los ciudadanos no tienen su derecho”, ha criticado.

El proyecto, enviado a la Asamblea Nacional, será ‘movido’ por los asambleístas socialcristianos y Madera de Guerrero a partir de enero y ‘sería bueno –aventuró- saber quién está con el pueblo y con la gente y quién está con el delincuente, con los victimarios”.

La propuesta aumenta ciertas penas, especialmente en los delitos que se cometen contra las mujeres, ‘ya que las penas actuales son ridículas y discriminatorias como si fuera distinto agredir a un hombre que agredir a una mujer’.

Se aplicará especialmente en cuatro delitos, los más sentidos por la población, que son el robo, secuestro, violación y asesinato. Su meollo no radica solamente en el aumento de penas, como en el evitar que los delincuentes con un alto grado de reincidencia, salgan libremente de la cárcel gracias a las leyes actuales que favorecen la impunidad.

Indicó que se hace énfasis en evitar que el fiscal se abstenga de acusar y en eliminar el denominado proceso abreviado; así como evitar que la sustitución de penas se aplique indiscriminadamente.

 
“La constitución no solamente garantiza los derechos humanos de los delincuentes, que los tiene y hay que respetarlos, pero la impunidad no es un derecho humano de los delincuentes, pues la constitución también garantiza que se haga justicia a la víctima y estamos corrigiendo eso”, ha revelado.

De igual manera, se especifica que el juez dicte auto cabeza de proceso con prisión, para evitar, en los casos de reincidencia, que los delincuentes se acojan a la caducidad de la pena de prisión si no hay sentencias, en seis meses en los delitos de prisión y de un año en los de reclusión.

Y, finalmente, un compromiso: “Va a ser tarea del próximo año intensificar la lucha en estos dos aspectos: violencia contra la mujer, y la lucha general contra la inseguridad, específicamente en estos cuatro delitos que tienen que ver con la muerte, con el secuestro, con la violación y con el robo, y, fundamentalmente, para lograr que los acusados de esos delitos no salgan de la cárcel de la manera vergonzosa, insultante, con lo que hoy día lo logran, gracias, no necesariamente a los jueces y fiscales, donde hay muchos buenos y algunos malos, sino, cosa inaudita, gracias a la ley, porque el Ecuador debe de ser uno de los pocos países, sino el único, donde es la ley la que alcahuetea la delincuencia”.

 

Te puede interesar:

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo