Lanzan aceite hirviendo a una perrita callejera con cachorros en Argentina

Esta perrita creció en las calles y después de parir a sus cachorros fue a conseguir comida para poder seguir generando leche para alimentar a sus crías. Fue ah´cuando le lanzaron aceite hirviendo para alejarla de una casa.

Por Metro Ecuador

En internet se ha viralizado la historia de una perrita callejera que sufrió graves heridas a causa del aceite hirviendo que le lanzaron por pedir comida en las calles del barrio, Merlo, en Buenos Aires.

Esta perrita creció en las calles y después de parir a sus cachorros fue a conseguir comida para poder seguir generando leche para alimentar a sus crías, según se menciona en el medio de comunicación La Nación.

Según el relato, este perrita se habría acercado a una casa para pedir la comida, sin embargo, la duela del hogar le arrojó aceite hirviendo para alejar al animal.  Carolina, una de las voluntarias de protección de animales del Proyecto 4 Patas comentó que la perrita estaba mal herida: "Así la encontramos, con heridas y quemaduras en su lomo, en su cabeza y parte de uno de sus ojos”.

“La imagen era desgarradora porque ella, con todo el dolor que uno puede imaginar, seguía amamantando a sus cachorros", indicó Carolina.

Cuando la perrita quiso continuar amamantando a sus cachorros tuvieron que retirarla por las heridas que tenía y que le provocarían más dolor.

Sin embargo, gracias a los voluntarios que cuidaron a la perrita, esta se empezó a recuperar. "Siempre fue buenísima aunque nos miraba con desconfianza al principio; aún así se dejaba limpiar y curar esas heridas terriblemente dolorosas sin resistirse ni una sola vez”, mencionó Carolina.

Después de que la perrita se recuperara tuvo una nueva oportunidad al igual que sus cachorros que fueron adoptados cuando ya crecieron.

Por su lado, a la perrita la adoptó otra familia que incluso ya había rescatado anteriormente a otro perro callejero. Sin embargo, la perrita aún tenía miedo. "Los primeros días fueron difíciles para Lina: temblaba, no levantaba la cabeza y se quedaba quieta en el mismo lugar. Incluso en un momento se hizo pis del miedo pero nosotros sabíamos que era cuestión de tiempo. Cada vez que la visitábamos en el refugio mientras se recuperaba, nos ponía muy contentos ver lo buena y juguetona que era. Así que sabíamos que con los días se iba a ir aflojando", indicó su nueva dueña.

Esta perrita que sufrió las quemaduras del aceite hirviendo y sin embargo continuó alimentando a sus cachorros pudo recuperarse y tener un nueva oportunidad.

Relacionado:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo