Internet de las Cosas: objetos que cumplen los deseos de sus usuarios

Por Michelle Cárdenas

Imagina por un instante a la ‘Bella genio’, que con solo cerrar los ojos lograba cumplir sus deseos. Ahora piensa cómo sería tener esa magia para conseguir que las cosas obedezcan tus órdenes y que con una simple petición tengas hecho todo, o bueno, al menos una parte. Parecería imposible, ¿no? Pero con la tecnología y sus avances, las barreras cada vez rompen los límites y ese es el caso del “Internet de las cosas”.

“El internet de las cosas tiene el potencial para cambiar el mundo tal y como hizo la revolución digital hace unas décadas. Tal vez incluso hasta más”, señaló en un artículo para el diario RFID en 2009, Kevin Ashton, quien fundó el concepto en 1999.

En Ecuador hay 13,8 Millones de usuarios con acceso a internet, lo que representa casi un 80% de la población, según un informe de “Estado Digital Ecuador 2020”. Una cifra que varía en casi el 40% , si se compara con la estadística del Ministerio de Telecomunicaciones de diciembre de 2013, que reflejaba que en los datos de acceso a la red de Internet, estaba el 40,4% de la ciudadanía.

Es justamente ese avance, lo que permite que los ecuatorianos empiecen a abrirse a la oportunidad de aplicar en su diario vivir, el uso de la tecnología para hacer que los objetos cumplan órdenes, a través de otros equipos que funcionan como asistentes, lo que se conoce como: “El Internet de las Cosas”.

“Los asistentes pueden ser por voz, aplicaciones o texto. Siempre y cuando tengan conexión a una red y así también una salida al internet de las cosas”, señala en una entrevista con Metro, Alexis Benavides, ingeniero en Electrónica y Redes de Información.

Los ejemplo sobre cómo estos equipos han alterado la interacción entre los humanos y los objetos son varios. Entre los principales está la opción de activar en los hogares, robots que funcionan con comandos de voz. A estos se les puede pedir que apaguen luces, encienda televisores, abran cortinas, hagan hielo, pongan música, midan la temperatura, entre otras actividades que las realizan al instante.

Para ello, se debe tomar en cuenta que estos asistentes tienen inteligencia artificial y son autónomos, que significa que pueden realizar actividades solos, después de que se les enseña una única vez alguna acción. Además tienen la capacidad de aprender habilidades de los usuarios para adaptarse a las respuestas que deben dar.

El monitoreo también es una de sus funciones, la cual le permite al dispositivo conocer lo que ocurre a su alrededor para poder ejecutar las acciones, esto lo logran con sensores y circuitos integrados que les permiten recolectar e intercambiar datos entre equipos o internet.

Cifra pronóstico del Internet de las Cosas Cifra pronóstico del Internet de las Cosas

En definitiva, el mundo está cambiando y la tecnología cada vez expande las barreras. Ecuador no se queda atrás y cientos de usuarios ya se han sumado al uso del Internet de las cosas. El pronóstico asegura que para los próximos años, el número de ciudadanos que se acoplan a estos dispositivos inteligentes, se incrementarán.

 

A continuación te compartimos más contenido

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo