Vine pierde auge con otras aplicaciones

Vine está en problemas. Las descargas no hacen más que descender, las estrellas migran a otras plataformas y varios directivos ya han abandonado la empresa.

Por Metro Ecuador

En 2012 irrumpía en la App Store y Google Play la aplicación Vine, una sencilla app que permite a los usuarios compartir pequeños vídeos de seis segundos —a partir de 2016 el límite se amplió a ciento cuarenta— en formato loop (reproducción continuada en bucle). La red social cobró una gran relevancia y muchos ya veían en Vine un nuevo gigante al que observar.

Cuatro años más tarde, la situación de la red social es completamente diferente.

Además de las escasas novedades a nivel de software que ha recibido, Vine se ha enfrentado durante los últimos años a una fuga de usuarios considerable. Las principales estrellas —conocidas popularmente como viners— ya han migrado a otras plataformas como Instagram o incluso YouTube. Y las descargas en las principales tiendas de aplicaciones han descendido drásticamente desde su lanzamiento. Vine, a día de hoy, coquetea muy de cerca con la desaparición.

En los rankings de descargas, Vine ha pasado de encontrarse entre las aplicaciones más populares a descender por debajo del top-100

Todo comenzó en 2015. Según los datos registrados por App Annie, a lo largo de ese año, Vine pasó de encontrarse en el top-100 en App Store y Google Play a descender por debajo de dicha franja, llegando a ocupar los puestos 257 (App Store) y 445 (Google Play). Un descenso de popularidad que casualmente ha coincidido con el auge de nuevas plataformas como Snapchat o la expansión de Instagram hacia nuevos campos más allá de las fotografías.

Según datos de comScore centrados en Estados Unidos, el crecimiento de usuarios activos por mes de Vine lleva estancado desde 2015, con un ligero descenso de usuarios activos durante 2016. Y la tendencia, desafortunadamente, no indica que vaya a crecer durante los próximos meses.

Loading...
Revisa el siguiente artículo