Tensión en Venezuela: Oficialistas irrumpen en la Cámara en debate por posible destitución de Maduro

El líder de la oposición, Henrique Capriles señaló que el llamado a la gran protesta nacional convocada para el próximo miércoles podría tener como uno de sus destinos el Palacio de Miraflores

Por AGENCIAS

Durante una sesión especial en la Asamblea Nacional en Venezuela, oficialistas  irrumpieron en el lugar del debate cuando los diputados (opositores al gobierno) discutían vías para una posible destitución del presidente del país, Nicolás Maduro.

Mientras hablaba el primer vicepresidente del Legislativo, el opositor Enrique Márquez, empezaron a ingresar en el salón de sesiones varios hombres y mujeres casi todos vestidos de color rojo, un símbolo del chavismo en el país suramericano.

Estas personas portaban en sus manos afiches de Simón Bolívar, banderas del país y del movimiento de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Inter Sexuales (LGBTI).

Con gritos, varios de ellos lograron burlar la seguridad que existen para ingresar al salón de debates del Parlamento, dos de ellas controladas por funcionarios de las Fuerzas Armadas.

Una vez dentro del foro, comenzaron los empujones principalmente entre el personal de seguridad de la Cámara y los simpatizantes del oficialismo.

El jefe de la bancada minoritaria del Gobierno, Héctor Rodríguez, intentó contener a los chavistas que fueron abandonando el lugar paulatinamente.

Entretanto, el presidente del Parlamento, el opositor Henry Ramos Allup, suspendió el debate por espacio de media hora, y decidió reanudarlo luego de ordenar la expulsión de todas las personas salvo diputados, periodistas y el personal ordinario del Legislativo.

A la Asamblea llegó el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, quien conversó con los chavistas y los conminó a abandonar el sitio, a lo que finalmente accedieron.

Según informaron medios digitales, al menos dos personas resultaron heridas en medio de la irrupción.

El Parlamento declaró este 23 de octubre que Maduro rompió el hilo constitucional luego de que el Poder Electoral decidiera suspender el proceso para un referendo revocatorio presidencial, algo que venía promoviendo desde hace meses la oposición venezolana.

Por ello, la Cámara ha dicho que estudiará vías para una posible destitución del jefe de Estado, que pudiera ser sometido a un juicio político o a quien le podrían declarar un supuesto abandono del cargo.

Oposición rebelde

Henrique Capriles, señaló que el llamado a la gran protesta nacional convocada por la oposición para el próximo miércoles podría tener como uno de sus destinos el Palacio de Miraflores, sede del Gobierno de Venezuela en Caracas.

“La toma de Venezuela en defensa de la Constitución va el miércoles 26 e iremos a donde tengamos que ir, no se descarta Miraflores! (…) Los venezolanos no nos calamos más violaciones a todos los derechos fundamentales y ahora el golpe a no votar!”, expresó el opositor en la red social Twitter.

La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó esta semana a la llamada toma de Venezuela para el 26 de octubre en rechazo a la suspensión del proceso que venía impulsando desde hace meses a favor de un referendo que revocara el mandato del presidente, Nicolás Maduro.

Loading...
Revisa el siguiente artículo