Noticias

Lenín Moreno dijo que Ecuador estaba en camino de ser una nueva Venezuela

El presidente Lenín Moreno, a un mes de abandonar el Palacio de Carondelet y pasarle el poder a Guillermo Lasso, manifestó que si el correísmo continuaba en el poder había la posibilidad que Ecuador se encaminara a ser una «nueva Venezuela» en lo a crisis económica y social se refiere. También criticó a los sistemas autoritarios que han gobernado en los últimos años en la región y que a estos se los debe derrocar.

En una entrevista con el diario argentino, La Nación, Moreno señaló que su mandato no ha sido fácil debido a sus bajos niveles de popularidad y la crisis económica que atraviesa el país agravada por la pandemia. Por tanto destacó la importancia de acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI) a fin de poner en orden la economía. Esa entidad cortó relaciones con Ecuador durante el Gobierno de Rafael Correa.

“Como no tenía yo un interés de perpetuarme en el poder y tampoco me llama el interés vanidoso histórico de quedar con una impronta permanente en la historia, entonces tenía que hacer lo correcto. Y lo correcto era poner las cuentas en orden”.

Pese a la situación económica del país, que  tuvo una caída de 7,8% en el 2020, Moreno es optimista. “Las cifras han mejorado ostensiblemente”.

Moreno deja un Ecuador duramente golpeado por la pandemia, los hospitales están saturados, lo médicos están agotados y un lento proceso de vacunación, que las cifras oficiales arrojan a la fecha 771.204 dosis colocadas: 514.854 personas que han recibido la primera dosis y 196.350 la segunda. Uno de los ritmos más lentos de la región. El primer Mandatario atribuye ese problema a los grandes laboratorios.

“No han cumplido con los compromisos que han establecido (…) Generalmente posponen un poco las entregas, entiendo que debe ser por la inmensa demanda mundial».

Para Moreno, el aumento de casos se debe al «relajamiento del comportamiento de las personas con respecto a las medidas que se recomiendan» y que por ello se decretó un nuevo estado de excepción. Ecuador sumó este domingo 608 nuevos casos y acumuló 373.362 contagios desde el 29 de febrero del año pasado.

Por otro lado, Moreno fue consultado si cree que el correísmo está definitivamente terminado. A lo que respondió:

«El populismo nunca termina. El populismo siempre tiene la posibilidad de reactivarse. Por una parte, depende de la conciencia de la ciudadanía, y por la otra depende del accionar del gobierno«.

El Presidente, que históricamente ha sido de izquierda y en los últimos años ha criticado al Gobierno anterior así como a otros líderes de la izquierda regional, remarcó que no le pesa que sea tildado de «traidor» porque a su criterio «la lealtad es con el gobierno, con el Estado, con los ciudadanos, no con las personas. Ellos malentienden el tema de la lealtad».

En ese marco se refirió al régimen chavista en Venezuela, que está sumida en la peor crisis económica de su historia. «En Venezuela lo que prima es un régimen autoritario financiado por el narcotráfico».

«Con las dictaduras no se dialoga, a las dictaduras se las derroca. Al autoritarismo se lo derroca».

Al jefe de Estado ecuatoriano le preguntaron si Ecuador estaba en camino de ser una nueva Venezuela y respondió: «Claro que sí».

Moreno entregará la Presidencia el 24 de mayo, día en que Lasso asumirá la función Ejecutiva tras vencer en la segunda vuelta a Andrés Arauz.

Moreno y Lasso comenzaron esta semana una transición «ordenada, técnica y transparente», concentrados en avanzar en el proceso de vacunación.

 Moreno le manifestó a Lasso que no le deja una situación económica idónea, pero confió que pueda sacarla adelante, antes de su primer encuentro oficial de transición de poder.

«Con respecto a si la mesa queda servida, no, no queda servida, señor presidente. Sin embargo, hemos iniciado un proceso de vacunación, hemos cuidado profundamente todos los recursos económicos, hemos renegociado la deuda», dijo Moreno en un encuentro con Lasso.

Relacionados

Tags

Lo Último


Te recomendamos