Noticias

Christof Leuenberger: Para Nestlé has sido un año de mucho aprendizaje, nos ha hecho más fuertes

Christof Leuenberger lleva cerca de 10 meses en Ecuador como Presidente Ejecutivo de Nestlé Ecuador. Tanto para él, como para la compañía, cada día es una nueva oportunidad de mejorar, tanto en el negocio, como en las iniciativas que impulsan para el bienestar de la sociedad.

En esta ocasión, conversamos sobre la situación de Nestlé durante los momentos más difíciles de la pandemia y sobre los cambios que buscan en cuanto a sostenibilidad.

¿Qué significó para la compañía este año de pandemia?

En la industria de alimentos, la verdad, hemos tenido suerte. Somos una de las actividades menos afectadas por la pandemia.

En este año tuvimos más dificultades al inicio, por marzo, porque cerraron las tiendas de barrio y distribuidores, lo cual significó un impacto importante. Sin embargo, otros negocios como venta en autoservicios se pudieron retomar.

Pero en temas generales, nos balanceamos relativamente rápido y pudimos operar de forma normal, desde un punto de vista de la demanda, porque el consumidor estaba confinado en casa, consumiendo en casa, lo cual nos favoreció. También tenemos Nestlé Professional (proveedor de productos para negocio), que en Ecuador todavía está creciendo por lo que no nos afectó tanto.

¿Cómo lograron continuar las operaciones para cubrir la demanda?

La demanda estaba ahí y era importante asegurar el abastecimiento, es decir, seguir produciendo. Tenemos dos fábricas en Guayaquil y no paramos ni un solo día, ni en marzo, uno de los momentos más críticos.

Para lograrlo, tuvimos que proteger la salud de nuestros colaboradores y lo seguimos haciendo hasta hoy. A nivel grupo, se dieron muchos aprendizajes y funcionaron bien. Nunca tuvimos una situación crítica en cuanto a contagios que nos haya llevado a parar fábricas porque manejamos muy bien el tema.

De igual forma, el regreso a las oficinas administrativas se dio entre julio y agosto, lo cual lo manejamos con mucha precaución, con testeo constante. También funcionó muy bien.

De esta manera, no solo pudimos asegurar la operación, sino también ayudar desde nuestra organización a la sociedad ecuatoriana, colaborando con la Cruz Roja Ecuatoriana con el programa que impulsa Nestlé a nivel mundial. Se realizaron donaciones a diferentes instituciones, se apoyó a varios gobiernos locales como Cayambe, donde está nuestra fábrica de lácteos.

En los últimos cuatro meses del 2020, con la nueva normalidad, fuimos poco a poco aprendiendo a vivir con la situación y continuar operando, siempre pensando en primer lugar en nuestros consumidores y colaboradores para seguir aportando a la sociedad.

Ha sido un año de muchos aprendizajes, el cual nos ha hecho más fuertes.

En cuánto a las metas a corto y mediano plazo, ¿qué proyectos o iniciativas están desarrollando?

Para una empresa del tamaño de Nestlé es importante saber que somos parte de la sociedad y eso conlleva obligaciones: nos preocupa la sociedad.

Por eso trabajamos en tres aristas: crear valor compartido para los consumidores y sus familias, luego para la sociedad y el planeta, con diferentes programas para lograrlo.

Para consumidores y sus familias tenemos el programa «Nestlé for Healthier Kids», de estimulación y propagación de estilos de alimentación saludable que se ejecuta a nivel global.

En cuanto al trabajo por la sociedad, tenemos la «Iniciativa por los Jóvenes» que promueve Nestlé Ecuador desde el 2015 en respuesta a los desafíos laborales que enfrenta la juventud entre los 18 y 30 años de edad. Tomando en cuenta lo difícil que resulta ingresar al mercado laboral después de graduarse, junto con empresas socias y gobiernos locales hacemos diferentes actividades para que lo logren. De esta forma combatimos el desempleo juvenil que no lleva a buenas cosas, y puede acarrear problemas. Más de 32.400 jóvenes han sido parte de esta iniciativa y solo en 2020 hemos logrado que 224 sean contratados.

Y en el tema de sostenibilidad para el planeta, tenemos tres iniciativas, cada una con objetivos importantes.

¿Cuáles son ellas?

La primera iniciativa tiene que ver con el manejo del plástico. Desde hace cuatro o cinco años el tema empieza a ser muy importante para el consumidor y en la industria de alimentos es un asunto muy complejo porque el plástico es el mejor embalaje para los alimentos, en cuanto a protección física, humedad y control de olores. Pero, tiene muchas desventajas a la hora del reciclaje o la falta de ello.

Entonces, existe esa presión muy importante a nivel internacional, justificadamente, que debe resolverse. Todos tenemos, por ejemplo, las fotografías o la experiencia de estar en la playa y ver que está llena de plástico, por lo que tenemos que ser parte de la solución.

Como Nestlé a nivel mundial estamos haciendo algunas cosas. Primero, nos hemos puesto como objetivo que hasta 2025 todos los embalajes de plástico de nuestros productos tienen que ser reciclables. Ahora tenemos 86% del material plástico que ya lo es, pero aún nos falta un porcentaje y eso significa que se va a quedar para siempre en el medio ambiente y eso no es aceptable.

La compañía ha invertido mucho en este tema. Hace pocos años se abrió en Suiza un Centro de Estudios para embalaje y plástico, porque hay que buscar soluciones técnicas. También necesitamos crear mecanismos que posibiliten el reciclaje. En Europa, por ejemplo, el tema es mucho más avanzado, aunque aquí también hay diferentes iniciativas que estamos apoyando.

En el corto plazo, para este 2021, queremos llegar a la neutralidad de plástico: «Por un futuro sin residuos». Esto significa que si a través de nuestros productos vendemos 3 mil toneladas de plástico, nos comprometemos de diferentes maneras recoger la misma cantidad para que sean reciclados y no terminen en playas, ríos y bosques; plástico que no necesariamente será de nuestros productos pero vamos a hacer este esfuerzo.

En este tema de neutralidad de plástico empezamos hace dos años. En 2020 logramos recolectar y reciclar 1230 toneladas de residuos plásticos, y este 2021 queremos llegar a 3150 toneladas. Eso nos distingue de otras compañía. Hoy está de moda poner el tema verde en el producto pero nosotros estamos haciendo algo para conseguirlo. La escala podría ser mayor pero hay que empezar y estamos totalmente comprometidos.

Otro tema en el que trabajamos es la reducción de empaque innecesario. Existen productos que contienen demasiado plástico en un embalaje que realmente. Ya tenemos algunos productos en el mercado con esta presentación de embalaje reducido y hasta junio creemos que vamos a terminar con el cambio en todos nuestros productos. En 2020, esto significó que evitamos que 120 toneladas de plástico ingresen al mercado y en este 2021 queremos alcanzar las 150 toneladas.

¿Existe interés por parte de otras empresas en ser parte de este cambio?

El tema es nuevo pero ya existen varias iniciativas. Estamos trabajando con diferentes socios, como GIRA de Corporación Favorita, con quienes se promueve el reciclaje; Holcim, y otras empresas. Eso es bueno porque estamos buscando como país el camino adecuado y entre más participemos, podremos ir resolviendo de forma urgente este tema. Cada día que pasa sin tener una solución, es un día perdido para el planeta y, obviamente, para nosotros.

El programa «Alianza por los Jóvenes» es uno de los de gran impacto, cuéntanos qué tipo de apoyo ofrece

Esta es nuestra iniciativa e incluye a 37 empresas que se unen para promover oportunidades para los jóvenes, con pasantías, entrenamiento o contratación, con el cual buscamos conseguir un efecto multiplicador.

Con este programa ofrecemos formación para los jóvenes, con charlas tan concretas sobre cómo hacer un CV, cómo prepararte para una entrevista de trabajo, temas que para nosotros podrían resultar absolutamente normales ahora, pero en esa edad existen muchas dudas y se necesita asesoramiento.

También trabajamos con organizaciones que ayudan a jóvenes con ideas para que puedas salir adelante. Como Nestlé el tema de ‘agripreneurship’, ayudar a jóvenes del campo a tener éxito, es importante. En el campo existe un tema de relevo generacional: los jóvenes ya no quieren trabajar la tierra como sus padres porque no «le ven futuro» a esa actividad. Por eso en Ecuador, dentro de la actividad cacaotera, ofrecemos varias capacitaciones para que los jóvenes conozcan todas las oportunidades que tienen al continuar con esta actividad, evitando que los jóvenes migren a las ciudades en busca de trabajo y también nos aseguramos de contar con la materia prima necesaria para la producción.

Estas son actividades a largo plazo pero con el único fin de ayudar a los jóvenes a encontrar su camino en el mundo laboral, que cada vez es más difícil, principalmente en pandemia donde ni siquiera puedes hacer una entrevista física. Solo como ejemplo, hace pocas semanas publicamos una convocatoria para cuatro lugares de Trainees en Nestlé Ecuador y recibimos 2200 aplicaciones. El primer filtro es el CV, el cual si no está bien elaborado, te puede quitar oportunidades. Vale la pena el ejemplo para indicar que esta convocatoria nos sorprendió, pero también demuestra el cariño y la confianza que la gente siente por nuestra marca.

¿Cómo ves la situación actual y qué mensaje compartirías?

Lo más evidente y urgente es salir de la pandemia porque es un freno de mano puesto a toda nuestras actividades, no solo económicas, sino también social e individual.

Esta claro que para salir de esto necesitamos pronto una estrategia de vacunación, que gran parte de la población tenga acceso rápido, barato y no burocrático. Es algo que estamos en la mejor disposición de ayudar y apoyar para que se pueda lograr.

A mediano plazo, como Nestlé, lo más importante es que haya oportunidades en el mercado de hacer mejor las cosas, de crecer, de poder ofrecer a los consumidores ecuatorianos productos que ellos buscan y de la manera que ellos quieren. Se han dado cambios importantes en el comportamiento de los consumidores y queremos ser parte de eso, por ejemplo, en temas de alimentación saludable. Queremos ser parte de la tendencia y acompañarlos.

Nestlé siempre ve las oportunidades. Estamos presentes en más de 190 países y buscamos adaptarnos constantemente. En Ecuador, llevo 10 meses y cada día es una nueva oportunidad de hacer mejor las cosas. La demanda sigue, nuestras fábricas producen, hubo momentos difíciles o costos adicionales que tuvimos que sortear, pero creemos en Ecuador. Llevamos más de 60 años en este país y queremos seguir siendo parte de esta sociedad.

Tags

Lo Último


Te recomendamos