logo
Noticias
 /
Noticias 04/02/2021

Prefectura del Guayas trabaja en cuatro frentes emergentes a consecuencia de las lluvias

Los fuertes aguaceros de los últimos días causan afectaciones en el sector agrícola de la provincia. La prefecta Susana González dispuso el envío de maquinaria.

Maquinaria de la Prefectura del Guayas logró recuperar un tramo de un camino que conecta a diversos sectores agrícolas del cantón Naranjal y que quedaron incomunicados a consecuencia de la crecida del estero Mata de Guineo.

La emergencia se presentó cuando la acumulación de palos y la fuerza de la corriente hicieron que colapsen las alcantarillas y se destruya un tramo de la vía.

La prefecta del Guayas, Susana González, dispuso la urgente movilización de su equipo técnico de infraestructura, así como maquinaria, para atender la emergencia y devolver la conectividad en esa y otras zonas de la provincia donde se presentan los primeros estragos por la estación invernal.

Las Direcciones de Obras Públicas y de Riego y Drenaje trabajaron en la zona en conjunto con el Municipio de Naranjal. La creciente del Estero Mata de Guineo, que se une luego al río Ruidoso que desemboca en Churute, y de un canal de drenaje que capta agua del río Cañar (La Troncal) provocó la emergencia.

Para devolver circulación y favorecer a 1.500 habitantes de los recintos Ruidoso 1 y 2 que estaban incomunicados, se instalaron cuatro líneas de tuberías para reemplazar a las colapsaron. Además se realiza la limpieza de canales para proteger unas 1.000 hectáreas de cultivos de unas 500 familias.

Carlos Rivera, agricultor del recinto La Y, contó que todos los años la alcantarilla se tapaba pero que ahora no soportó y colapsó. “Esas alcantarillas tenían más de 20 años y estaban podridas. Aquí hay arroz que ya se perdió y el cacao también corre riesgo”.

También en Naranjal, en el recinto Aguas Calientes, parroquia Jesús María, la creciente del río Tixai, producto de las fuertes lluvias, hizo colapsar algunos puntos de las orillas creando preocupación en propietarios de viviendas, complejos turísticos y agricultores.

En un trabajo coordinado con la Junta Parroquial, la Prefectura llegó con maquinaria para reforzar tareas de protección en el margen derecho del río.

Edison Galeas, dirigente de la comunidad, explicó que el problema se inició a las 04:00 y que bastaron hora y media de lluvias para que el río aumente de nivel y rompa la pared de las orillas. “Amanecimos con la novedad que el río estaba causando daño en el recinto. Nos preocupa también que se está tapando el cauce en una curva donde puede afectar a 10 casas y un complejo deportivo”.

Otro punto que mereció atención inmediata fue el sector de la cabecera parroquial de Taura (Naranjal) donde el agua se acumuló inundando algunos sectores de viviendas y plantaciones agrícolas.

Hasta allí legó maquinaria de la Dirección de Riego y Drenaje de la Prefectura para hacer limpieza, en una extensión de 1 kilómetro, de canales taponados por la acumulación de palizada arrastrada con la corriente. Las labores coordinadas con la Junta Parroquial de Taura permitieron que el nivel del agua baje.

En la comuna Safando, de la parroquia Chongón (Guayaquil), continúan las tareas para la colocación de las tuberías de drenaje para que el agua busque el cauce natural y evitar las inundaciones, como ocurrió hace una semana.

En ese sector, la Prefectura construye la vía Cerecita-Safando y con la contratista se atiende la emergencia presentada. Además, por disposición de la prefecta Susana González, se llegó con ayuda a la población consistente en alimentos, alcohol para desinfección, fumigación, entre otros.

 

OTRAS NOTICIAS: