'Superautopistas' gravitacionales podrían hacer que los viajes estelares sean más rápidos

Las superficies de energía recién descubiertas en el espacio y comparadas con 'Superautopistas' podrían acelerar el transporte interplanetario

Por Daniel Casillas

Estamos acostumbrados a escuchar que los viajes estelares a menudo tardan mucho tiempo en materializarse debido a las enormes distancias que deben recorrer las naves; sin embargo, un estudio reciente descubrió que hay superficies de energía, como 'superautopistas' que podrían hacer que dicho viaje sea más rápido.

Recientemente, los matemáticos del Observatorio Astronómico de Belgrado en Serbia y los investigadores de la Universidad de California en San Diego estudiaron colectores espaciales (superficies de energía que surgen en la interacción gravitatoria entre los cuerpos celestes) que podrían actuar como superautopistas para acelerar el transporte interplanetario.

"Hemos encontrado rutas en las que algunos cuerpos celestes naturales ( Centauros, cometas de la familia de Júpiter, etc.) están encerrados, y que dan lugar a un transporte aún más rápido", dijo a Metro Aaron Rosengren,
investigador de ingeniería de la Universidad de California, San Diego.

Estas 'autopistas' permiten a los objetos moverse por el espacio mucho más rápido de lo que se creía posible. Por ejemplo, permitirían viajar entre Júpiter y Neptuno en menos de una década.

"Los objetos ubicados en los colectores de Júpiter pueden cruzar el camino entre Júpiter y Neptuno en pocos años, naturalmente y sin combustible", comentó a Metro Nataša Todorović, matemática del Observatorio Astronómico de Belgrado de Serbia y autora principal del artículo.

Uno de los hallazgos más importantes de la investigación es que reveló una notable y hasta ahora no detectada estructura ornamental de colectores, conectados en una serie de arcos que se extienden desde el cinturón de asteroides hasta Urano y más allá.

El estudio también destaca que todos los planetas generan colectores similares que impregnan el Sistema Solar, permitiendo un rápido transporte a través de una verdadera autopista celestial.

Según los autores del estudio, el descubrimiento de estas estructuras les sorprendió a ellos, así como a renombrados científicos planetarios.

"Fue entonces una especie de descubrimiento fortuito para nosotros encontrar estructuras tan ricas en nuestros mapas dinámicos. De hecho, yo era incluso escéptico al principio, al igual que algunos de los más renombrados científicos planetarios, cuya atención dirigí a nuestros hallazgos", añadió Aaron Rosengren.

Aunque creen que estos colectores pueden hacer que el transporte interplanetario sea más rápido, dudan de que estos caminos puedan ser cruzados durante la vida de los humanos.

Metro habló con Nataša Todorović para saber más sobre estas 'autopistas' espaciales.

100
años fue el período de tiempo estudiado en la investigación en la región que abarca el cinturón principal de asteroides hasta Neptuno.

ENTREVISTA

Nataša Todorović

Nataša Todorović
Matemática del Observatorio Astronómico de Belgrado, Serbia, y autora principal del artículo…

P: ¿Qué son los colectores espaciales?
– Los colectores espaciales son ciertas superficies de energía que surgen en la interacción gravitatoria entre los cuerpos celestes. Se están plegando unos sobre otros, alrededor de los planetas y las lunas, de una manera muy compleja, pero todavía están en gran parte inexplorados. En esta investigación, encontramos que los colectores se extienden mucho más lejos en el espacio de lo que se pensaba anteriormente. Probablemente lo más interesante de ellos es que en realidad representan una colección de rutas a lo largo de las cuales es posible el transporte rápido. Esto incluye la posibilidad de que un pequeño cuerpo (nave espacial, asteroide, cometa) colocado en ellos, pueda precipitarse en un planeta incluso estando a millones o miles de millones de kilómetros de él.

P: ¿Cómo encontró la estructura ornamental no detectada de los colectores?
– Tales estructuras espaciales son, por supuesto, invisibles al ojo humano, así como a los telescopios (no importa lo poderosos que sean).
Los colectores pueden ser calculados con buena precisión usando métodos puramente matemáticos (es decir, ecuaciones), pero sólo cerca de sus fuentes en los llamados puntos de Lagrange. Más lejos, se vuelven complejos, lo que los hace demasiado difíciles de calcular de esta manera matemática tradicional.
Aquí empleamos potentes ordenadores y herramientas numéricas muy sofisticadas (el llamado Indicador Rápido de Lyapunov-FLI), produciendo algún tipo de mapas, que ilustran la geografía dinámica de una gran parte del Sistema Solar. Cubrimos el área desde el cinturón principal de asteroides (3AU) hasta Neptuno (30AU). La pequeña pero crucial diferencia con respecto a los estudios anteriores fue que observamos esta región durante sólo 100 años. En las escalas de tiempo cósmicas, esto es menos de un momento. Sin embargo, nuestros mapas de 100 años revelaron la estructura ornamental no detectada de los colectores, que resultó ser una fuente de rutas rápidas.

P: ¿Cuáles son las características de esta estructura ornamental de colectores?
– Una de las principales reglas del caos es que no hay reglas.  Cuanto más fuerte es el caos, menor es su previsibilidad. Por lo tanto, nos sorprendió bastante ver que dentro de este gran mar caótico (que domina en la mayor parte del sistema solar), se observa una secuencia de arcos. Cada planeta produce sus propios arcos, que son llevados por ellos durante su movimiento orbital alrededor del Sol. Júpiter, el planeta más masivo de nuestro sistema solar, genera los arcos más conspicuos y por lo tanto las autopistas más eficientes.

P: ¿Cómo pueden esos colectores convertirse en autopistas celestiales?
– Los colectores espaciales están hechos de innumerables órbitas de transporte rápido. Observamos que algunos objetos ubicados en los colectores de Júpiter pueden cruzar el camino entre Júpiter y Neptuno en sólo unos pocos años, naturalmente y sin combustible. Aquí tenemos que subrayar que no todas las órbitas de los colectores de Júpiter se movieron a través del Sistema Solar tan rápidamente, sino sólo algunas de ellas. Para encontrar caminos confiables capaces de un rápido transporte natural, ciertamente necesitamos estudios más sistemáticos, una muestra más grande de órbitas de prueba, también un mejor vínculo con la teoría de tales colectores.

P: ¿Puede su reciente descubrimiento hacer que los viajes estelares sean más rápidos?
– Creo que podría hacer más rápido el transporte interplanetario. Aplicando la misma metodología a nuestro vecindario estelar podría probablemente revelar caminos similares, pero no estoy seguro de que puedan ser cruzados durante la vida de los humanos. Prefiero centrarme en la conexión múltiple planeta-planeta y dejar el viaje interestelar a alguna generación futura.

Loading...
Revisa el siguiente artículo