Infectológos del Guayas: uso de Ivermectina puede dar una "falsa percepción de seguridad" y diminuir los cuidados ante Covid-19

Por Andrea Martinez

La Sociedad de Infectología del Guayas se pronunció sobre el uso de la Ivermectina, un antiparasitario que ha tenido un aumento de visibilidad pública las últimas semanas por su uso en tratamientos de Covid-19.

Los galenos aseguran que no existe evidencia científica que demuestre la utilidad clínica de la Ivermectina en la infección por el SARS-CoV-2.

Su preocupación radica en que se esté creando una "falsa percepción de seguridad ante el uso de este fármaco, por lo que puede ocasionar que se relajen las medidas de bioseguridadque han demostrado disminuir el riesgo de transmisión".

Incluso, la Organización Mundial de la Salud indica que "la ivermectina se está usando incorrectamente para el tratamiento de COVID-19, sin ninguna evidencia científica de su eficacia y seguridad para el tratamiento de esta enfermedad. Para empeorar las cosas, la ivermectina inyectable en formulación para uso veterinario se ha utilizado erróneamente para el tratamiento de COVID-19.

De su lado, la Organización Panamericana de la Salud desaconseja firmemente el uso de ivermectina para cualquier otro fin diferente de aquellos para los que está debidamente autorizado.

Primeros estudios sobre la Ivermectina y la Covid-19

Un estudio reciente informó que la ivermectina se utilizó con éxito in vitro para el tratamiento del SARS-CoV-2 en células infectadas experimentalmente y dos publicaciones preimpresas sobre estudios clínicos observacionales informaron la aparente utilidad de la ivermectina para tratar pacientes con COVID-19 que requirieron ventilación mecánica. Ninguno de estos estudios fue revisado por pares ni publicado formalmente y uno de ellos fue retirado posteriormente.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) compiló una base de datos de evidencia de posibles terapias para COVID-19, para la cual se realizó una revisión rápida de todos los estudios humanos in vitro (laboratorio) e in vivo (clínicos) de COVID-19 publicados de enero a mayo de 2020.

La revisión concluyó que los estudios sobre ivermectina tenían un alto riesgo de sesgo, muy poca certeza de evidencia y que la evidencia existente es insuficiente para llegar a una conclusión sobre sus beneficios y sus daños.

 

TE PUEDE INTERESAR:

Loading...
Revisa el siguiente artículo