Espacio: la Tierra está girando mucho más rápido, ¿tendremos que ajustar el tiempo?

La rotación de la Tierra sobre su eje es lo que hace que tengamos días y noches

Por paulagarcia

Que un día tenga una duración de 24 horas es una idea que viene de los antiguos egipcios que empezaron a separar los períodos de tiempo del día y la noche. Los chinos tenían algo similar solo que al día lo dividían en 12 partes.

La división en 60 minutos se la debemos a los babilonios, que usaban números de base 60 para muchas cosas; luego esa división prevaleció en la separación de cada minuto en 60 segundos.

No todos los días son iguales

Sin importar que a veces, sobre todo durante los últimos meses, la sucesión del tiempo haya perdido un poco de sentido para nosotros, en realidad los días no son iguales.

No solamente porque pasen cosas diferentes en cada uno, sino porque su duración no es exactamente igual.

Para fines prácticos en nuestra vida usamos como medida el día solar medio, que por convención tiene 86,400 segundos.

Y aunque es casi constante, puede tener algunas variaciones.

Chile: hoy comienza de forma oficial el horario de invierno

Giros más rápidos

Los seres humanos hemos perfeccionado cómo medimos el tiempo. Desde que tenemos relojes atómicos, que son capaces de medir milisegundos, sabemos con mayor exactitud la duración de los días.

Por eso hemos podido notar que los días no siempre duran lo mismo: por ejemplo el 19 de julio de 2020 fue 1.4602 milisegundos más corto que lo normal.

Cuando los días son más cortos quiere decir que la Tierra giró un poco más rápido de los 1670 km/h, a los que casi siempre rota.

Eso no es raro, aunque podemos considerar que la rapidez de rotación es casi constante, existen cosas que influyen en que pueda variar un poco.

Google crea inteligencia artificial con la que podrá hacer pronósticos del tiempo instantáneos NASA

Acelerando el tiempo

Las fluctuaciones en la duración de los días no son algo nuevo para los astrónomos y quienes estudian la Tierra.

En la velocidad de rotación influye la gravedad, así que las interacciones entre la Tierra y la Luna, como los cambios en las mareas, pueden influir en la rapidez con la que nuestro planeta gira.

También ciertos fenómenos geológicos como la erosión de las montañas o incluso terremotos, pueden tener algún efecto en la rotación.

Sin embargo esos cambios son muy sutiles y no hacen necesario que ajustemos nuestros relojes, ni tengan una influencia real en nuestras vidas.

Así que si sienten que no les alcanza el tiempo del día para acabar sus pendientes, son ustedes, no es que la Tierra esté girando mucho más rápido.

Loading...
Revisa el siguiente artículo