34 años de cárcel para 2 jóvenes quiteños que abusaron y acabaron con la vida de Nicole

Por Eva Acosta

Una pena de 34 años ocho meses de cárcel han recibido los quiteños Jonathan Alexis N. G. (21 años) y Carlos Alejandro P. M. (26), por haber abusado sexualmente de la joven Nicole (+), de 22 años, el 18 de noviembre 2018. Producto de ello la joven perdió la vida. La sentencia fue dictada el 26 de octubre 2020 en Pichincha, Quito.

Además, los jueces del Tribunal de Garantías Penales de Pichincha fijaron una reparación integral para la familia de la víctima por 20.000 dólares.

La sentencia también ratificó el estado de inocencia de Kevin Alexander A. G. (20 años); Jonathan Rafael V. Q. (26) y Norma Esperanza G. G. (44), acusada en calidad de cómplice.

La audiencia de juzgamiento se desarrolló durante cuatro días en el Complejo Judicial Sur, en Quitumbe.

La Fiscalía investigó y procesó a siete personas, pero el juicio se quedó suspendido para William Alfonso Ch. Ch. (23) y Stalin Javier R. P. (26), quienes se encuentran prófugos.

 

¿QUÉ PASÓ LA NOCHE DEL 18 DE NOVIEMBRE CON NICOLE (+)

Según las investigaciones, Nicole (+) se reunió para celebrar con un grupo de amigos en un domicilio de Guamaní la noche del 18 de noviembre del 2018. Ahí la joven habría bebido alcohol en exceso, llegando a alcanzar 4.42 gramos de alcohol por litro en su sangre.

Aprovechando el estado de vulnerabilidad de la joven, señala el informe de Fiscalía, los jóvenes hoy sentenciados abusaron de ella.

Para los peritos de la Fiscalía, una persona con 4,00 y 4,99 gramos por litro de alcohol de sangre tiene pérdida del conocimiento, posibilidad de muerte y dificultades en su respiración.

"Los agresores vieron la oportunidad de cometer el delito, debido al elevado estado de ebriedad de la víctima", cita el informe.

El perito que realizó el estudio antropológico y de contexto social con enfoque de género señaló en su testimonio que Nicole (+) fue víctima de violación como resultado de un ejercicio de dominio, control y de cosificación del cuerpo femenino.

“Con un claro dominio y control con un ejercicio de violencia sexual que pudo haber generado una posición en el cuerpo de la víctima que le dificultó la respiración”, resaltó el experto.

 

OTRAS NOTICIAS:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo