Un nuevo impulso para la producción de flores en Ecuador en el marco de la pandemia

Por Eva Acosta

El sector floricultor de Ecuador, uno de los más relevantes en la economía ecuatoriana, sufrió una caída en sus exportaciones en 5 de los primeros 7 meses trascurridos del 2020 en comparación al año anterior.

Además de ser afectados por la crisis sanitaria mundial, los productores de flores también pueden sufrir pérdidas a causa de patologías en sus cultivos como el oídio, una enfermedad endémica que afecta las hojas de las flores. Por eso, soluciones que permitan proteger los cultivos de flores y así mismo protejan la economía del floricultor son importantes en la coyuntura en la que nos encontramos.

Para proteger el mercado de las flores en el que las rosas, las flores de verano, la gypsophilia y las flores preservadas ocupan las mayores ventas en exportaciones del país, se creó Sercardis Duo de BASF, una mezcla innovadora de carboxamida y triazol que actúa contra el oídio. La solución inhibe el desarrollo del micelio del hongo, que impide la infección de la hoja y permite que las plantas desarrollen todo su potencial.

“El oídio es una de las enfermedades más importantes en el sector florícola, puede afectar entre el 40 y 50 % de la producción si no se controla la enfermedad. Es un hongo que afecta a las plantas de los estados iniciales”, comentó Yesenia Prado, asesora de ventas para la división de soluciones para la agricultura de BASF en Ecuador.

 

“Además de ser una herramienta de control, desde BASF estamos construyendo un entorno para entender el mercado y ofrecer herramientas para que los floricultores puedan ser más productivos. Buscamos que las exportaciones aumenten en Ecuador a través de la protección de los cultivos y la producción de plantas más sanas”, comentó Yesenia Prado.

Otro de los beneficios que tiene es el hecho de que no se acumula ni deja residuos en el cultivo, lo que convierte a esta solución en un elemento seguro. Además, es de muy baja toxicidad, lo que convierte a este fungicida en un producto ambientalmente sostenible y seguro.

“Las flores son el 6,4 % de nuestras exportaciones. En BASF lo entendemos y sabemos de su importancia en nuestra economía. Por esto, es clave para nosotros innovar desde la industria y crear productos que respondan y superen las necesidades de nuestros agricultores” concluye la vocera.

Loading...
Revisa el siguiente artículo