Quito recolectó menos de la mitad de residuos domésticos especiales y peligrosos que en 2019

Por Andrea Martinez

En los 18 puntos de acopio de desechos especiales y peligrosos en Quito, se ha recolectado  12,9 toneladas hasta noviembre de este año. Esto representa menos de la mitad de lo que se recolectó en 2019, que fue de 36,9 toneladas.

Una de las razones para esta reducción podría estar relacionada con los estados de excepción y emergencia que se decretaron en el país por 6 meses. El aislamiento y la restricción de la libre movilidad pudieron afectar que los ciudadanos depositen estos residuos separados de la basura común.

Los residuos domésticos especiales y peligrosos como: pilas, baterías, lacas, pinturas, focos ahorradores y fluorescentes, medicinas caducadas, pequeños electrodomésticos y electrónicos, por sus componentes, deben manejarse de forma diferente. Es por ello que las autoridades instan a las personas a manejar adecuadamente los desperdicios y evitar colocar estos materiales junto a la basura común.

 

¿Cómo manejar residuos peligrosos?

Un desecho es catalogado como peligroso cuando cumple con una o varias de las siguientes características: corrosivo, reactivo, explosivo, tóxico y biológico infeccioso. Por ello debe manejarse de forma diferente.

Por ejemplo, los focos y fluorescentes deben estar intactos y enteros. Las pilas deben ser almacenadas en una botella plástica sellada, las pinturas o lacas deben estar bien tapadas en su envase original con un volumen aproximado de un galón. En cuanto a los electrodomésticos, deben ser máximo del tamaño de una laptop o tostadora.

Para la recolección de los desechos (ubicados en estos 18 puntos), la Empresa Pública Metropolitana de Aseo ha establecido cinco rutas para diariamente retirar los residuos y posteriormente entregarlos a la EMGIRS EP.

Para conocer los puntos de recolección de residuos peligrosos en Quito, haz clic aquí.

 

MAS NOTICIAS AQUÍ

Policía da detalles sobre la muerte de Agente de Control Metropolitano tras ser apuñalado

Loading...
Revisa el siguiente artículo