Planta de gas que le costó USD 49 millones al Estado registra daños graves, alerta Contraloría

Por Eva Acosta

La planta de gas natural de Bajo Alto, que inició operaciones en noviembre de 2011, para transformar 200 toneladas de gas provenientes del campo Amistad (Golfo de Guayaquil) a su estado líquido, reporta pérdidas por USD 33 millones.

Así lo alertan tres informes de la Contraloría General del Estado. Las instalaciones, ubicadas en El Oro, le costaron al Estado ecuatoriano USD 49’268.000.

En tres exámenes especiales la Contraloría ha auditado la construcción, fiscalización, mantenimiento y operación de planta de gas natural de Bajo Alto.

Esta planta inició operaciones en noviembre de 2011. Hasta julio de 2012 despachó mensualmente un promedio de 40 TMD, que corresponden al 20 % de su capacidad nominal, generando pérdidas por USD 10’062.240 al Estado.

 

LO QUE SEÑALA EL INFORME DE CONTRALORÍA

 

Los problemas de la planta de gas  impidieron que Petroecuador reciba provisionalmente la obra a la compañía Ros Roca Indox Cryo Energy. 

No cumplió con las especificaciones técnicas durante la cimentación, presentándose problemas en las losas, estructuras y daños en tuberías e instalaciones, que ponen en riesgo su integridad y provoca falta de soporte, deflexión y desalineamiento en las líneas de gas.

Tampoco brindó mantenimiento oportuno, ni operó la maquinaria aplicando los manuales y guías autorizadas por los fabricantes de los equipos.

Las actividades no se realizaron en apego a las características y funcionalidades de los sistemas, por lo que se determinó el incumplimiento de la responsabilidad contractual valorada en USD 14’321.751.

Por su parte, los funcionarios de Petroecuador no verificaron ni exigieron el cumplimiento de estos parámetros, ni solicitaron la elaboración de planes de mantenimiento oportunos y procedimientos de operación técnicos regulados.

 

CONDICIONES ACTUALES DE 'BAJO ALTO'

‘Bajo alto’ funciona sin permiso de la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero (ARCH). 

En 2013, la ARCH estableció como plazo un año para que Petroecuador ajuste las instalaciones a lo dispuesto en la normativa técnica y legal.

Entre abril y julio de 2014 la planta se paralizó por 26 días para realizar los trabajos de remediación. La detención de actividades produjo pérdidas por USD 115.448 y riesgos de averías y disminución de la vida útil de la maquinaria.

El 11 de julio de 2014 la compañía constructora del proyecto -Ros Roca Indox Cryo Energy-, obligada a entregar la planta de 200 TMD, con una vida útil de 20 años, suspendió la remediación. El 2 de marzo de 2015 Petroecuador declaró la terminación unilateral del contrato.

Ese año el gerente general de la empresa estatal declaró en emergencia a la infraestructura e inició la reparación general en las áreas civil, mecánica y eléctrica, de instrumentación y control. Para garantizar la seguridad y operación plena de la planta, se solicitó su mantenimiento.

Sin embargo, Contraloría indica que las autoridades de Petroecuador no han implementado soluciones definitivas para remediar las condiciones del suelo. La planta sufre paralizaciones frecuentes para realizar adecuaciones y correctivos.

PERDIDAS MILLONARIAS

El examen concluyó que no se cumplió el objetivo de la declaratoria de emergencia, aunque se suscribieron contratos bajo esta figura por más de USD 31 millones.

El gerente de Transporte deberá establecer el estado actual de la planta, proponiendo acciones para su rehabilitación integral. La máxima autoridad de Petroecuador deberá decidir el alcance de la intervención.

OTRAS NOTICIAS:

Loading...
Revisa el siguiente artículo