Aesthetic: Las contraculturas hechas para las redes sociales

La subversión de los movimientos urbanos ahora se concentra en una estética digital que suaviza todos sus elementos.

Por Luz Lancheros

Filtros glowy y retro, maquillaje suave, chockers, mini faldas, medias de red, overoles, hoodies, pieles blanquísimas, cabellos de colores (o no). Camisetas “cool”, pero simples. Aesthetic: Las contraculturas hechas para las redes sociales

Esto, a primera vista podría definir el estilo Aesthetic, que ha dominado el feed de varios instagrammers millennials y sobre todo de las generaciones siguientes y que han sido inspirados en la moda asiática (desde los cantantes de K-Pop en adelante) y en las corrientes culturales y de moda que alguna vez dominaron el siglo XX, como el grunge, sobre todo, pero también denominaciones sociales como los gamers, entre otros.

Aesthetic: Las contraculturas hechas para las redes sociales

Asimismo, las nuevas tribus de internet (las chicas VSCO, las soft girls y los e-boys y e-girls, en gran parte), también pueden entrar en esta categoría estilística: comparten algunas piezas de moda, el interés por la curaduría de imágenes comenzando con los filtros, sobre todo retro, y obviamente, la nostalgia, perfectamente transformada en expresiones de moda contemporáneas que son más accesibles y menos elaboradas en cuestiones de estilismo.

View this post on Instagram

Which outfit would you wear? ✨

A post shared by aesthetic grunge vintage (@aestheticssoul_) on

Orígenes y evolución

La agencia de tendencias WGSN mostraba ya en 2015 como tendencias el “soft pop” y el “classic modern”, donde la nostalgia se imbuía de elementos más naive y menos disruptivos.

View this post on Instagram

Wear or Tear? <3 . . Credits: @maisvarg

A post shared by aesthetic grunge vintage (@aestheticssoul_) on

Pero ya desde la década pasada, y sobre todo en 2015 y 2016, aparecía en Tumblr la corriente estética “soft grunge”, que tomaba los elementos de esta corriente de los 90, como chockers, birkentstocks; íconos pop como las protagonistas de “Jóvenes Brujas”, “Clueless”, “Clarissa lo explica todo”, entre otras; labios oscuros, minifaldas de tartán, el estilo deportivo y su minimalismo, plataformas, entre otros, así como elementos góticos, para “suavizarlos”, de cierta manera, y hacerlos mucho más minimalistas y limpios tanto en estilismo y ensamble de looks como en la presentación de las fotos en redes sociales.

Es decir: si Courtney Love de 1993 a 1995, con su estilo “Kinderwhore” imponía la tendencia al vestirse de baby dolls y medias rasgadas y maquillaje desperdigado; en 2020, probablemente lo que se rescate es todo esto pero mucho más pulido y nada desaliñado.

Esto, también, combinado con la influencia del anime y la moda juvenil asiática, proveniente más que todo del estilo de los idols del K-Pop.

Ya para 2020, aesthetic es un hashtag que tiene más de dos millones ochocientos mil posts en Instagram, es una categoría amplia en Pinterest, que incluye no solo outfits sino maneras de decorar e incluso fotografías de lugares con paletas pasteles y con predominio de filtros como Vaporgram, entre otros.

"El término aesthetic quizás tiene sentido en cuanto la intención es que todo se vea equilibrado, bonito, que la ropa esté combinada perfectamente para que se vea bien en Internet. Al nacer de las redes sociales como Tumblr y ahora TikTok, la inocencia mezclada con lo sexual siempre será una fórmula para ganar likes"

Y, por supuesto, en TikTok ya hay más de 31 mil millones de videos que al igual que Pinterest, no solo están en el espectro de la moda sino que ocupan maquillaje y formas de arte.

E incluso, celebridades como Lana del Rey y Dua Lipa, si hablamos de figuras pop occidentales, perfectamente encajan en esta categoría estética, que ya ocupa espacio en los estilismos de grandes retailers y donde incluso ya se venden, ahí y en Instagram, accesorios y prendas “aesthetic” para generar ese ansiado look tan despreocupado, pero pulido a la vez.

“El término aesthetic quizás tiene sentido en cuanto la intención es que todo se vea equilibrado, bonito, que la ropa esté combinada perfectamente para que se vea bien en Internet. Al nacer de las redes sociales como Tumblr y ahora TikTok, la inocencia mezclada con lo sexual siempre será una fórmula para ganar likes. Faldas de colegiala con chokers, cadenas, no es nada nuevo. Todos conocimos en los 90 ese grunge sexy. Recuerdo a las brujas de The Craft haciéndolo natural y hoy, se convierte en una performance para la cámara del teléfono. Es un uniforme, siento que agarraron piezas claves del streetstyle de Tokio y lo volvieron común. Cosa que nunca pasaría allí,  ya que todo se eleva con drama en la ropa. Es el nuevo uniforme del “chico cool y desinteresado” y por eso todos quieren lucir así. Es como un híbrido entre el normcore y el grunge. Quizás, por eso tiene sentido que Hedi Slimane en Céline nos haya regalado esa colección tan peatonal: en la pasarela muchas piezas combinadas se veían divertidas. Pero sabemos que la intención es que los jóvenes “Aesthetic” compren un Jean y una sudadera de rayas y listo”, explica a Metro el analista de moda y youtuber Gerard Cortez.

Y este sostiene que tiene éxito por sus elementos accesibles: básicamente, todos pueden tener elementos de esta estética sin necesidad de rebuscar piezas más complicadas de usar y que como sucedió con sus predecesores culturales originales, se terminará reduciendo a otra opción capitalista para expresar estilo individual.

“Se vende mucho, porque se convirtió en una fórmula básica. No dice mucho de la identidad de la persona ya que no le da mucha oportunidad de jugar. Se ven muy bien, eso si, todos en su mayoría delgados y como sacados de un animé romántico. Cuidando los colores, metiéndole algo punk y listo.Los filtros de redes sociales son el extra perfecto para esta ropa. Te ponen las pecas y la carita y ya, te sientes una lolita. Pero siento que es un estilo al que le cambiarán el nombre una y otra vez y será siempre igual: 90s, 2000s con Cory Kennedy… ahora es “aesthetic” porque no quieren bailar sobre mesas en bares si no hacer una buena composición que haga match con sus moodboards. Pero, al fin y al cabo, serán las mismas piezas para comprar y vender. Cosa que funciona perfecto para grandes marcas masivas”, añade.

En la moda nada está inventado, y como le pasó a una corriente que expresó hace veinte años el desencanto de la generación X por sus padres boomers y la codicia de sus hermanos mayores yuppies en los 80, todo se volcó en moda: ya no están Kate Moss con su heroin chic en Calvin Klein ni Marc Jacobs popularizando la estética, sino que en un mundo globalizado es aún más accesible y perfectamente combinable con filtros y referencias que hagan de nuestros personajes digitales el epítome de lo “cool” de nuestra era.

Artistas aesthetic

Desde el soft grunge, Lana del Rey, Billie Eilish y Dua Lipa podrían entrar en esta categoría. BTS, por supuesto y BLACKPINK, en el caso de las mujeres, son las puntas de lanza en la categoría del K-Pop.

Influencers y cuentas aesthetic 

Reese Blutstein (@double3exposure en Instagram / 309 mil seguidores), Emma Chamberlain (@emmachamberlain / 10 millones de seguidores), Aesthetics Soul, (@aestheticssoul_ / 539K seguidores)

View this post on Instagram

🚙

A post shared by emma chamberlain (@emmachamberlain) on

Retailers aesthetic

Asos, Forever 21, American Apparel, Dollskill, en cuanto a piezas statement que sean lo único que complementen el look aesthetic. A nivel más especializado, Brit +Co, y Privacy Please, entre otras, donde muestran productos enmarcados en esta corriente, pero también sus feeds van hacia la misma corriente estilística y de presentación de imagen.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo