La OMS se pronunció ante una mutación del coronavirus recientemente identificada en algunos países de Asia

Por EFE

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que por el momento no hay evidencia científica de que la mutación del coronavirus recientemente identificada en algunos países de Asia por científicos de Corea del Sur cause una enfermedad más leve o sea menos mortal.

La epidemióloga líder de la OMS, María Van Kerkhove, aseveró que en este momento el organismo sanitario internacional se encuentra trabajando con un grupo de especialistas para entender los cambios que puedan ocurrir en la secuencia genética del virus.

“Si aparece un artículo anunciando que hay una nueva mutación, esto puede asustar, pero estos cambios en los virus ocurren todo el tiempo. Hemos visto cambios en esta mutación del virus llamada D614G, que es algo que ha circulado desde febrero, y es la cepa que predomina en Europa y América del Norte, y ahora ha regresado a Asia”, ha explicado la experta.

Van Kerkhove ha destacado que lo imperativo es seguir monitoreando el virus. Esto para entender sus cambios y determinar cuáles mutaciones son importantes o lo hacen comportarse de manera diferente.

Inmunidad colectiva

La OMS advirtió, además, que nadie debe poner sus esperanzas en que una inmunidad colectiva permitirá frenar la pandemia de coronavirus. Recordó que el mundo está lejos de alcanzar tal protección, sobre la que además se desconocen varios aspectos.

"Sabemos que menos del 10 % de la población mundial tiene evidencias de anticuerpos contra el SARS-CoV-2", dij Kerkhove.

Ese dato proviene de los estudios serológicos (para medir la presencia en el organismo de anticuerpos contra una enfermedad) realizados en cuarenta países y en los que se han usado "una variedad de métodos y de test de anticuerpos".

En áreas específicas donde el coronavirus ha circulado de forma intensa y entre grupos de personas que han tenido una fuerte exposición al virus, como personal sanitario, los estudios han detectado anticuerpos entre el 20 % y el 25 % de la población.

"Esto significa que una gran mayoría de la población en todas las regiones sigue siendo susceptible a infectarse.  Por eso enfatizamos tanto que todos tenemos la responsabilidad de evitar contagiarnos y, si nos ocurre, evitar pasar el virus a otros", dijo Von Kerkhove.

Vacuna

El director del Departamento de Emergencias de la OMS, Mike Ryan, dijo estar convencido de que "ante la ausencia de una vacuna, estamos lejos de una inmunidad colectiva", que en el caso del COVID-19 ocurriría cuando gran parte de una comunidad desarrolle una inmunidad frente a la enfermedad, disminuyendo así el riesgo de transmisión.

Se ha afirmado que para que una inmunidad colectiva se produzca, entre el 60 % y el 80 % de población tendría que haberse contaminado. Pero siempre queda abierta la interrogante sobre la duración de esa protección

Te puede interesar:

VIDEO EN TENDENCIA:

Loading...
Revisa el siguiente artículo