Fósil de lechuza gigante carnívora que vivió hace 40.000 años fue encontrado en Ecuador

Por Metro Ecuador

Los investigadores de Argentina y Ecuador dieron a conocer sobre una nueva especie de lechuza fósil "carnívora. El animal se alimentaba de mamíferos y aves.

¿Dónde fue encontrada? 

En una pequeña cueva ubicada en Chimborazo en la llamada Quebrada Chalán. En aquel lugar se encontraron restos fosilizados de pequeña lechuzas que habían sido su alimento.

Fósil de lechuza gigante que vivió hace 40.000 años fue encontrado en Ecuador Cueva en Chimborazo en la llamada Quebrada Chalán

Según Román Carrión, paleontólogo del Museo de Historia Natural de la Escuela Politécnica de Quito, la Quebrada Chalán forma parte de una de las localidades fosilíferas más destacadas en Ecuador.

"En este yacimiento tuvimos suerte de encontrar antiguos dormideros de aves rapaces cubiertos por sedimentos entre los cuales había restos fósiles de ratones, musarañas, conejos y mucho material de aves", detalló José Román Carrión.

¿Cuánto mide? 

Medía un metro y medio con sus alas abiertas. Fue nombrada como Asio ecuadoriensis.

Gastón Lo Coco, investigador del Laboratorio de Anatomía Comparada y Evolución de los Vertebrados del Museo Argentino de Ciencias Naturales (LACEV-MACN) y del CONICET, describió a la Agencia CTyS-UNLaM que "las patas de la lechuza gigante eran largas y delgadas, eficaces a la hora de capturar a presas difíciles de someter".

Fósil de lechuza gigante que vivió hace 40.000 años fue encontrado en Ecuador Tarsometatarso derecho.

En total, en los vestigios de esa antigua cueva, se encontraron restos de cuatro especies de lechuzas. Tres de ellas corresponden a especies que existen en la actualidad (Glaucidium sp., Tyto furcata y Athene cunicularia), en tanto que la cuarta es la lechuza caníbal, la cual dominaba sobre la demás, pero irónicamente no logró sobrevivir hasta nuestros días.

Fósil de lechuza gigante que vivió hace 40.000 años fue encontrado en Ecuador

"Lo llamativo es que los restos de todos estos microfósiles tienen un desgaste típico al que provoca la digestión de las aves rapaces sobre estos huesos", relató Lo Coco. Y explicó: "Por lo tanto, propusimos que lo que se encontró fue la cueva que sería el dormidero de la lechuza gigante Asio ecuadoriensis. En consecuencia, todos los restos de las otras especies pertenecerían a presas de esta gran lechuza".

Fuente: Agencia CTyS-UNLaM

Lee más 

 

Mira en video 

Captan a sujeto que asesinó a hombre en centro comercial de Samborondón

Loading...
Revisa el siguiente artículo