EEUU deja sin efecto la suspensión de visas para estudiantes extranjeros

Por Andrea Martinez

El Gobierno del presidente Donald Trump aceptó este martes rescindir la suspensión de visas para los estudiantes extranjeros matriculados en universidades estadounidenses que ofrezcan todos sus estudios en línea, tras una demanda de 17 estados, el Distrito de Columbia, y de varias instituciones de educación superior.

En una audiencia en Boston (Massachusetts), donde se iba a discutir la demanda iniciada por la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), la jueza federal Allison Burroughs presentó su lectura del acuerdo al que llegaron el Gobierno federal y las instituciones académicas.

 

California pidió bloquear la suspensión de las visas de estudiantes

El fiscal general de California, Xavier Becerra, presentó este martes una moción para bloquear la suspensión de los visados de estudiantes extranjeros ordenada por el presidente de EE.UU., Donald Trump, hasta que se emita un fallo judicial al respecto.

"Estamos buscando una orden judicial preliminar para poner fin de inmediato a este último ataque cruel contra nuestros estudiantes, comunidades e instituciones educativas", anunció Becerra en un comunicado.

El fiscal californiano hizo esta petición después de que 17 estados y el Distrito de Columbia demandaran este lunes a la Administración de Trump por la norma, que pretende revocar las visas de los alumnos internacionales que toman clases completamente en línea.

Nuevas reglas para aprobar o negar visas a Estados Unidos

El Gobierno de Estados Unidos publicó en el Registro Federal una "regla final" que permitirá a los consulados en todo el mundo negar visas a los ciudadanos de países que retrasen los procesos de recepción de inmigrantes deportados por USA o simplemente que no los reciban.

La que lideró esta iniciativa fue la fiscal general de Massachusetts, Maura Healey, que consideró que esta nueva normativa "sin sentido" obliga a las universidades a elegir entre mantener inscritos a sus estudiantes internacionales o proteger la salud y seguridad de sus instalaciones.

"Más allá de lo ilegal, esta nueva política es peligrosa y moralmente reprensible. Las autoridades estatales y locales están mejor posicionadas para determinar cómo y cuándo volver a abrir según las condiciones de salud pública", agregó.

California, el estado con los sistemas educativos más grandes del país, con 180.000 estudiantes internacionales cada año, según datos de la Oficina del Fiscal General, sería uno de los más afectados por esta orden de Trump.

 

MÁS NOTICIAS DE ECUADOR Y DEL MUNDO

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo