Crece popularidad de redes sociales como fuente de información mientras aumentan las fake news

Instagram está ganando fuerza como fuente de noticias en el mundo de las redes sociales invadido por fake news. Metro investiga el tema

Por Daniel Casillas

Las redes sociales continúan evolucionando como la fuente de información más popular, aunque muchos usuarios son conscientes de la desinformación y las noticias falsas en estas plataformas.

El recientemente publicado Informe de Noticias Digitales 2020 del Instituto Reuters confirmó que el uso de las redes sociales aumentó durante la cuarentena implementada debido a la pandemia de COVID-19, siendo WhatsApp la que experimentó el mayor crecimiento de alrededor de 10 puntos porcentuales en algunos países.

Pero la gente no utiliza las redes sociales sólo para charlar y divertirse. También se consideran como fuentes primarias de información. Según el estudio de Reuters, Facebook está a la cabeza con un 36% de los usuarios de redes sociales que consumen noticias en la plataforma, seguido de YouTube (21%), WhatsApp (16%) y Twitter (12%). Instagram es ahora más popular en lo que se refiere a ese propósito (11%) y pronto podría superar al servicio de microblogging.

¿Pero por qué las redes sociales se convirtieron en una fuente de información tan popular?

"La gente pasa mucho tiempo en las redes sociales. Los medios de comunicación publican historias en estas plataformas, y la gente también comparte historias o da su propia opinión sobre los temas de las noticias. En una situación de crisis, los informes de los corresponsales de noticias oficiales pueden ser lentos (al menos para abordar todas las preocupaciones o preguntas que la gente pueda tener), pero los informes de las redes sociales pueden distribuirse más rápidamente", explicó a Metro Samantha Vanderslott, investigadora en ciencias sociales del Oxford Vaccine Group y el Oxford Martin School.

La creciente popularidad de las redes sociales como fuente de información también ha dado lugar a una mayor presencia de noticias falsas. Una encuesta realizada por Statista en 2018 reveló que casi la mitad de los lectores estadounidenses reportan que ven tales historias al menos una vez al día. Otro estudio reveló que los estadounidenses de todas las edades creen ahora que más del 60% de las noticias que encuentran en los medios sociales son falsas.

"…Hemos visto un aumento de este fenómeno en los medios sociales en los últimos cinco años", destacó Jon-Patrick Allem, director del Laboratorio de Análisis de Medios Sociales de la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California, EE.UU.

La desinformación ha crecido de la mano de las plataformas digitales porque las falsificaciones se difunden más fácilmente a través de las redes sociales.

"En las redes sociales, cualquiera puede publicar y difundir noticias falsas y hay limitaciones en lo que las empresas de redes sociales hacen al respecto, aunque tienen políticas e iniciativas para tratar de frenarlas", agregó Vanderslott.

En la ecuación de las noticias falsas, hay dos componentes: los que las generan y los que las comparten. Según Samantha Vanderslott, por un lado están aquellos que buscan obtener muchos clics para generar ingresos publicitarios o ganar notoriedad. Por otro lado, la razón para crear noticias falsas puede ser ideológica para persuadir a la gente de un determinado punto de vista o causar confusión y caos general.

En cuanto a las razones por las que la gente comparte noticias falsas, la experta señala que en unos casos sucede porque pueden creer genuinamente en su veracidad. También puede que no estén seguros de que sea verdad, pero se ajusta a sus creencias o punto de vista, y la última es porque saben con seguridad que no es verdad, pero es beneficioso para ellos compartirla por los impactos que creen que tendrá.

Los usuarios de las redes sociales pueden contribuir a terminar con las noticias falsas muy fácilmente, tomándose unos segundos para verificar la información antes de compartirla.

"Tomarse un momento para asegurarse de que la información es exacta antes de compartirla sería un gran primer paso. Si no sabes con certeza la exactitud de las afirmaciones o la fiabilidad de la organización, juega sobre seguro y no la compartas", concluyó Jon-Patrick Allem.

 

¿Cómo detectar las noticias falsas?

La experta Samantha Vanderslott le explicó a Metro:

Fuente. Interroga a la fuente y comprueba en los sitios web oficiales si las historias se repiten allí. Si una fuente es vaga o imposible de rastrear "un amigo de un amigo", esto podría ser un rumor a menos que también conozcas a la persona directamente. El número de fuentes también importa. Si la información es reportada por una sola fuente, ten cuidado.

Logotipo. Comprueba si el logotipo de alguna organización utilizado en el mensaje tiene el mismo aspecto que en el sitio web oficial.

Mala gramática y ortografía. Los periodistas y las organizaciones creíbles tienen menos probabilidades de cometer errores ortográficos y gramaticales repetidos. Además, cualquier cosa escrita totalmente en mayúsculas o que contenga muchos signos de exclamación debería levantar sus sospechas.

Cuentas falsas. Algunas cuentas de redes sociales imitan a las reales al estar redactadas de forma muy similar. Busca también direcciones web falsas.

Emoción extrema. Si algo te hace enojar o alegrar, ten cuidado, ya que los mensajes que desencadenan emociones fuertes son los que más se comparten.

Exceso de ánimo para compartir. Ten cuidado si el mensaje te presiona para compartir – así es como funciona la mensajería viral.

Sitios web de verificación de hechos. Los sitios web como APFactCheck y Full Fact destacan las noticias falsas más comunes. También puede utilizar un motor de búsqueda para buscar el título del artículo y ver si ha sido identificado como noticia falsa por los principales medios de comunicación. Las imágenes también pueden ser engañosas. Puedes buscar si se está utilizando una imagen de una historia no relacionada.

 

ENTREVISTA

 

Jon-Patrick Allem Jon-Patrick Allem

Jon-Patrick Allem,
director del Laboratorio de Analítica de Medios Sociales de la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California, EE.UU.

P: ¿Por qué las redes sociales se convirtieron en una fuente de información popular?
– Las redes sociales se han convertido en una fuente popular de información por muchas razones, incluyendo que la mayoría de las plataformas son muy fáciles de usar, las nuevas publicaciones están disponibles instantáneamente, los usuarios pueden auto-seleccionarse en los temas de conversación que más les interesan, así como seguir los relatos de personas, organizaciones, empresas y corporaciones de noticias que encuentran convincentes.

P: ¿Son fiables las redes sociales?
– Definitivamente hay fuentes de información confiables en las plataformas de redes sociales. Por ejemplo, si estuvieras buscando información confiable sobre la pandemia, podrías seguir los relatos oficiales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades o de la Organización Mundial de la Salud. Normalmente estas cuentas oficiales están marcadas con una marca azul para indicar que es una cuenta verificada. Dicho esto, hay un número de actores que están sacando información poco fiable o perpetuando afirmaciones de salud sin fundamento. Quisiera animar a todos a que sigan las cuentas oficiales de las organizaciones establecidas.

P: ¿Ha aumentado la presencia de noticias falsas?
– El término noticias falsas parece haber crecido para abarcar casi todo lo que se declara de forma deliberadamente falsa. Si nos centramos en las campañas de desinformación, la respuesta a su pregunta es sí, hemos visto un aumento de este fenómeno en los medios de comunicación social en los últimos cinco años. Si nos alejamos de las campañas de desinformación y simplemente consideramos una historia de noticias falsas de un medio de comunicación, hay una serie de razones por las que una empresa de medios de comunicación publicaría una historia falsa, entre ellas para dirigir el tráfico a su sitio web y generar ingresos. A menudo las historias de noticias falsas son sensacionalistas y están diseñadas para ser ampliamente compartidas en las redes sociales con el propósito de generar un zumbido a favor de la compañía de medios.

P: ¿Cuál es el propósito de las noticias falsas? ¿Por qué las comparte la gente?
– La gente, las organizaciones e incluso los actores estatales utilizan las campañas de desinformación para sembrar la discordia, manipular al público, ocultar la verdad e incluso vender productos, entre muchas otras razones. Las pruebas iniciales sugieren que muchas personas están compartiendo involuntariamente información errónea simplemente porque no se detienen a pensar lo suficiente en la exactitud del contenido. La investigación de mi equipo sugiere que las motivaciones de la gente para compartir en general también podrían ser parte del problema. Hemos encontrado que los usuarios de Twitter tienden a retuitear para mostrar aprobación, argumentar, llamar la atención y entretener. La veracidad de un mensaje o la exactitud de una afirmación no fue una motivación identificada para el retuit. Eso significa que la gente podría estar prestando más atención a si un tuit es popular o emocionante que a si su mensaje es verdadero.

P: ¿Cómo detectar noticias falsas y evitar la propagación de información errónea?
– Hay una serie de organizaciones de comprobación de hechos a las que la gente podría referirse para ayudarles a tener una idea de la veracidad de una noticia. Por ejemplo, FactCheck.org es un sitio web sin fines de lucro que intenta reducir el nivel de engaño y confusión en la política de los Estados Unidos. Otros países tienen organizaciones similares. Para evitar la propagación de la información errónea sería genial que la gente se detuviera a pensar en la validez del contenido de un post así como en la fuente del mismo antes de compartirlo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo