logo
Noticias
/ Orenda Tribe / Orenda Tribe
Noticias 04/06/2020

Las marcas de moda que se unieron para ayudar a los navajos en el COVID-19

Esta colección busca apoyo para una de las comunidades indígenas más golpeadas por la pandemia.

El coronavirus ha sacado a flote un sistema profundamente desigual a nivel mundial. Y quienes más sufren sus consecuencias han sido las comunidades más segregadas por la raza, clase social y falta de oportunidades. Y lastimosamente, en Estados Unidos, las comunidades indígenas han sido aún más olvidadas por el gobierno y gran parte de la sociedad en medio de la crisis.  Las marcas de moda que se unieron para ayudar a los navajos en el COVID-19

En ese contexto, una de las reservas indígenas más golpeadas es la Nación Navajo, que tenía hasta inicios de junio más de 5 mil contagiados, sobrepasando el ratio de Nueva York. La comunidad, que está entre Utah, Arizona y Nuevo México, ha enfrentado años de olvido, segregación y desidia estatal y ahora enfrenta una de las peores crisis de su historia.

Por esta razón, Santa Fe Vintage, negocio vintage ahora comandado por Teo Griscom, donó varias bandanas de los años 70 para la marca Orenda Tribe, que las adornó y las añadió para donar las ganancias a esta reserva y así conseguirles ayudas para la crisis.

Las marcas de moda que se unieron para ayudar a los navajos en el COVID-19

La marca es comandada por Amy Yeung y ella comisionó a la artista nativo americana Alexandra Barton para crear un estampado especial (que fue hecho también por un negocio local, Endemik Exchange) y que refleja el recorrido y los esfuerzos de estas mujeres por ayudar a la Nación Navajo en una colección llamada “Moving Mountains” enmarcada en la iniciativa SPREAD LOVE + SHINE LIGHT. Estas se pueden conseguir por 75 dólares y Yeung también tiene en su página web un link para donar a los Navajos a través de la ONG NDN Collective. Metro habló con Teo Griscom, de Santa Fe Vintage, sobre cómo fue la elaboración de esta colección.

6 preguntas a… 

Teo Griscom, fundadora de Santa Fe Vintage 

¿Cómo fue que entraste a dirigir Santa Fe vintage desde el año pasado? 

–Trabajé para Santa Fe Vintage por siete años, el año pasado su propietario, Scott Corey, murió. Así que mi esposo y yo tomamos el negocio. He trabajado en moda por veinte años y el vintage ha sido siempre parte de mi trabajo. Lo amo y pienso que ahora, más que nunca, es un negocio importante.

¿Por qué decidiste colaborar con Orenda Tribe en esta colección especial? 

–He admirado el trabajo de Amy y su colección de ropa reciclada y hecha a mano por mucho tiempo. Cuando la pandemia empezó, decidí ayudar de alguna forma a la comunidad Nativo Americana y darles algo a cambio, ya que vendemos sus productos culturales. Entonces ví sus posts en Instagram y sentí que la forma en la que ella estaba recaudando fondos, al unir artistas y subastar sus piezas y darle todo a la reserva de los Navajos, fue hermoso. Entonces, en vez de dar una porción de mis ventas quise mejor darle una pieza, unas bandanas, de Santa Fe Vintage.

¿Estuviste involucrada en la creación de estas bandanas? 

–No, solo se las dí y ella eligió a una joven artista que creó el estampado. Eso sí, fui muy feliz con el resultado y siempre creí en la visión de Amy desde el comienzo. 

¿Cuál es la historia de los estampados?  

–Todos tienen significados profundos y poderosos en la cultura de los navajos y representan las montañas de su territorio.  “Dzil Asdzaan (Mujer de la Montaña) Comando Central” se refiere a nuestra energía femenina montañosa. En vez de decir “montañas que se mueven”, el Diné es una manera de describir ese viaje hacia allá. Y esto significa tomar un viaje sanador a la montaña con fuerza renovada y descender para sentirse renovado. Esto es muy relevante en nuestro viaje como colectivo que trata de sanar, más como comunidad, en estos tiempos tan oscuros. También, en el estampado se reflejan otras montañas que están representadas por cada color. Negro, Dibé Ntsaa (Pico Hesperus), en el norte. Blanco, el Pico Blanca en el Este (Sisnaajini), Azul, en el Sur, el Monte Taylor (Tsoodzil) y el Amarillo, el Oeste, los picos de San Francisco (Dook’o’’oosliid). 

¿Cómo ha sido recibida la colección? 

–La vendimos rápidamente y donamos más bandanas para ser impresas. Estamos muy felices por eso. 

¿Por qué la reserva de los Navajos y otras tribus nativo americanas han sido tan olvidadas en esta pandemia?

–No es una sorpresa ese olvido: ellos batallan diariamente con eso. Además, muchos de ellos envejecen y viven juntos sin lo básico: ni agua ni comida. El gobierno ha ayudado muy poco a un problema que sigue creciendo.