Aumenta el comercio informal y de trabajadoras sexuales en Guayaquil

Por Eva Acosta

Los comerciantes informales y las trabajadoras sexuales se volcaron a las calles de Guayaquil desde el primer día en que esta ciudad pasó de semáforo rojo a amarillo, dentro del marco de la pandemia por Covid-19.

Con el justificativo de que "no hay dinero", "no hay empleo" y "hay familias que mantener", en el sector de las Bahías, la calle Ayacucho, Olmedo, Pedro Pablo Gámez, entre otras avenidas, se aglomeran los comerciantes. Venden desde mascarillas e insumos de médicos hasta bebidas y alimentos preparados.

Guayaquil registra, según la estadística del Gobierno del Ecuador, cerca de 10 000 contagiados. Ese número contradice al presentado por la Alcaldía de Guayaquil, que en base a un sondeo, selaña que el 50% de los guayaquileños se habría contagiado de Covid-19.

Desde el miércoles pasado el Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano de Guayaquil (CUACME) detectó un incremento del comercio informal.

Sobre la presencia de trabajadores sexuales en las últimas horas, Dávalos comentó que muchas de ellas ya están en las esquinas.

“Tenemos 4 a 5 de personas en cada una de las esquinas de la manzana en sitios debidamente identificados. En ese sentido, estamos tratando de frenar la situación a través del control que se realiza en los hoteles”, dice el capitán  Jaime Dávalos, director del CUACME.

Volviendo al tema del comercio informal, Dávalos señala que ha proliferado la venta ambulante de mascarillas, alcohol, guantes y otros productos.

“La gente está aprovisionándose en grandes bodegas que estuvieron cerradas por el semáforo en rojo y recién al abrir, proveen al comerciante de mercadería, donde reciben insumos a crédito, razón por la cual, para el fin de semana, estarán abastecidos de chocolates, caramelos, cigarrillos, agua, entre otros productos", explica Dávalos.

Añadió que por ello están haciendo el seguimiento a las bodegas que están ubicadas a lo largo de las calles Colón, Pío Montúfar, en los alrededores del Mercado Central y otros puntos, para identificar los protocolos de venta y oportunamente aplicar sanciones a través de la Dirección Municipal de Justicia y Vigilancia.

 

“Este miércoles, por tratarse del primer día semilaborable, los denominados 'cachineros' se habían concentrado, además, en las inmediaciones del Parque Centenario por los sectores de Pedro Moncayo, Pío Montúfar, Sucre, 10 de Agosto, etc., de tal forma que, tuvimos que desalojarlos”, resaltó el Director del CUACME.

 

Operativos en la Bahía

Este jueves 21 de mayo en la Bahía de Villamil, los agentes metropolitanos desalojaron a los comerciantes ambulantes del interior de los  pasajes  comerciales, donde se había aglomerado un numeroso grupo de personas.

En tanto que el miércoles 20 de mayo, en el operativo de control de la venta informal en la Bahía, registraron más de 100 retiros temporales de mercadería.

Retiro de vendedores de víveres

Este jueves, además, los miembros del CUACME retiraron a los comerciantes de mariscos y víveres de la entrada de la 8 y a los que venden legumbres de los alrededores del Mercado José Mascote, entre otros puntos.

En el entorno del Mercado Central, los agentes ayudaron a un comerciante a recuperar fundas de embutidos, sustraídas por sospechosos que fueron perseguidos por los agentes y huyeron dejando el producto.

Mientras que, en los alrededores de la Terminal de Transferencia de Víveres (TTV) el CUACME y la Dirección Municipal de Mercados retiraron a los vendedores informales de víveres, evitando así, el desorden y la insalubridad.

Te puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo