logo
Noticias
Noticias 22/04/2020

CENACE aplica plan de contingencia para garantizar servicio de energía eléctrica al país

El Operador Nacional de Electricidad – CENACE implementó un Plan de Contingencia, ante la declaratoria de Emergencia Sanitaria por la pandemia del COVID-19, en el cual se definen medidas de higiene y directrices para la gestión de recursos físicos y de talento humano, que se han implementado con el objetivo de precautelar la salud de los trabajadores y garantizar el continuo abastecimiento de energía eléctrica al país.

Es indispensable mantener operativa la Sala de Control de CENACE debido a que, desde este lugar, se opera y supervisa el Sistema Nacional Interconectado del Ecuador, es decir, es el lugar donde se coordina con las empresas de generación, transmisión y distribución de electricidad el abastecimiento eléctrico, segundo a segundo, cada hora, todos los días. Por este motivo, se ha desarrollado un plan que contempla 3 posibles escenarios, así como las acciones que se implementarían en cada uno de estos.

Actualmente, CENACE se encuentra en el primer escenario, el de Alerta mínima, que contempla un escenario en el que no hay restricción en la movilización para operadores de CENACE, ni infectados de COVID-19 entre los funcionarios. Adicionalmente, se prevén acciones para el caso de los niveles de alerta media, en el cual existiría restricción en la movilización por sospecha de contacto con infectado y se implementaría un Cerco Epidemiológico –  y máxima, cuando se confirmarían infectados entre los operadores del CENACE.

Para el escenario actual, se han implementado acciones relacionadas al transporte, higiene, jornadas laborales y salud del personal que trabaja presencialmente en Sala de Control.

Uno de los principales cambios fue la extensión de la jornada laboral, con el objetivo de reducir el contacto, la posibilidad de riesgos de contagio y la rotación del personal. De igual manera, se realiza la limpieza periódica de sala de control y desinfección de equipos de trabajo – como mesas, teclados, teléfonos – en cada cambio de turno, así como la prohibición de acceso a Sala de Control a personal ajeno al turno de trabajo.

Asimismo, el personal cuenta con movilización exclusiva para su uso personal, con conductores que emplean mascarilla y guantes y en vehículos que son desinfectados contantemente. Previo al ingreso a Sala de Control, se ha dispuesto la desinfección de calzado y el uso obligatorio de mascarillas, para lo cual, la unidad de Seguridad y Salud Ocupacional del CENACE ha provisto de alcohol, mascarillas, vitaminas y gel a cada operador. Finalmente, también se ha brindado atención médica para evaluación de salud a operadores, así como el acompañamiento psicológico para el personal.

Así también, se ha preparado la infraestructura y tecnología necesaria en caso de llegar a un contexto de Alerta máxima. Entre estas acciones, se destacan:

  • Facilidades tecnológicas para el teletrabajo y supervisión remota, en caso de incrementarse el nivel de alerta.
  • Adecuación de una consola de supervisión en instalaciones diferentes a las de Sala de Control.
  • Activación de una Sala de Control de respaldo.
  • Identificación, preparación y capacitación de personal extra – perteneciente a la institución –, con experiencia en la operación del sistema eléctrico ecuatoriano, que podría reemplazar temporalmente a personal de Sala de Control de su indisponibilidad.

De esta manera, el Gobierno Nacional, a través del Operador Nacional de Electricidad – CENACE, implementa medidas de contingencia y seguridad para garantizar la seguridad de los funcionarios y el servicio de energía eléctrica al país.