logo
Noticias
/ Getty Images / Getty Images
Noticias 17/04/2020

Galápagos registra 78 contagiados con COVID-19, 48 están confinados en un barco

Por : EFE

En Galápagos hay 78 casos  confirmados de coronavirus COVID-19. De los cuales 48 se encuentran en una embarcación turística.

“Tenemos 48 casos identificados dentro de una embarcación que está fondeada en la zona de Baltra”, con cerca de 70 tripulantes en total, indicó este viernes a Efe Norman Wray, ministro presidente del Consejo de Gobierno del archipiélago.

Las autoridades han fortalecido el control de seguridad y el círculo epidemiológico en torno a la embarcación y mantienen contacto con sus ocupantes y médicos a bordo a través del Ministerio de Salud Pública.

Los contagiados son ecuatorianos que trabajan en la embarcación. Wray comentó que 22 embarcaciones de operación turística en Galápagos están fondeadas desde marzo, con un total de 582 tripulantes a bordo.

Desde el17 de marzo el acceso fue restringido por la pandemia.

Diferencia de las cifras por coronavirus en Galápagos 

Las cifras de contagio del Gobierno de Galápagos contrastan con las del Comité nacional de Operaciones de Emergencia (COE), que reportaban este viernes 42 casos.

El ministro atribuye el desfase a que ahora se realizan pruebas de PCR en tiempo real en el archipiélago y ya no tienen que enviar las muestras al continente, a unos mil kilómetros de distancia.

“Desde el 6 de abril hemos tomado 974 muestras en las islas”, explicó, de las que a la fecha dieron positivo 78 casos.

Aparte de los 48 tripulantes, hay tres contagiados en la isla Isabela, catorce en Santa Cruz, once en San Cristóbal, y dos personas que residen en Galápagos pero que fueron diagnosticadas en el continente.

Hasta el momento, según los datos del alto funcionario, dos personas de Galápagos han fallecido por COVID-19: una en Santa Cruz y otra en el Ecuador continental.

Restricción del acceso 

 

Con restricción de ingreso absoluto a Galápagos desde el 17 de marzo, las autoridades sospechan que el virus pudo haber llegado antes a las islas desde Guayaquil, la más castigada por el coronavirus con 5.777 positivos de los 8.450 contagios confirmados a nivel nacional.

“Nuestra relación con Guayaquil es histórica, dependemos de ella en todo el abastecimiento para Galápagos. Nuestra carga procede de Guayaquil para alimentos e insumos, para la operación turística y la vida en general de las islas”, recordó Wray.

Sospecha por ello que, pocos días antes del cierre absoluto de las islas, “se pudo haber producido una vulnerabilidad” en alguna tripulación que ingresó desde esa ciudad continental para relevos en las embarcaciones turísticas.

 

 

Fortalecimiento del equipo sanitario 

Con alrededor de 30.000 habitantes, Galápagos cuenta con dos hospitales (uno en San Cristóbal y otro en Santa Cruz), con cuatro camas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en total, que prevén ampliar a unas 18 en el marco de la emergencia sanitaria.

Según Wray, de los contagiados, sólo uno está hospitalizado y “evolucionando de manera positiva”, y otro ya fue dada de alta.

El próximo domingo, el MSP tiene previsto enviar más equipos y nueve médicos para reforzar el sistema sanitario de las islas.

“Nuestros servicios de salud están diseñados para atender un nivel de complejidad”, e históricamente, los casos graves son evacuados el continente, recordó.

Pero ahora la situación es más complicada porque, en el caso del COVID-19, se deben cumplir protocolos de seguridad para proteger también la aeronave y a su tripulación.

Del cerca de millar de pruebas tomadas por coronavirus SARS-CoV-2 en el archipiélago, 735 han sido casos descartados, lo que “alienta que las medidas de aislamiento están funcionando”, dijo.

 

Peligro del sector turístico 

Galápagos, una de las zonas más exclusivas y biodiversas del mundo, cerró 2019 con 275.000 turistas, pero en este momento de pandemia el sector está completamente paralizado.

Wray indicó que las islas, a las que diariamente llegaban un millar de personas, generan unos ingresos de “no menos de 110 millones de dólares al año, pudiendo subir eso, inclusive, hasta cerca de 200”.

“Dependemos en más del 75 por ciento de la actividad turística”, dijo por lo que calificó a la situación económica de “crítica”.

Y como único signo de optimismo recaló en que la bajada de la actividad turística y de la circulación humana ha generado que “la naturaleza está aflorando”.

“En este punto la naturaleza es la que más tranquila está”, aseveró. EFE

 

Relacionado en video 

Fiscal fue suspendido por “altercado” en una fiesta durante el toque de queda