logo
Noticias
Taiwán alertó del brote de coronavirus a la OMS antes de la epidemia / Getty Imágenes
Noticias 14/04/2020

Taiwán alertó del brote de coronavirus a la OMS antes de la epidemia

La polémica entre Taiwán y la Organización Mundial de la Salud (OMS) crecer día a día. Esta vez el Centro para el Control de Enfermedades del gigante asiático, emitió un comunicado en el que revelan el contenido de una carta de alerta ante la mayor institución de la salud.

El gobierno le había advertido al organismo dirigido por Tedros Adhanom Ghebreyesus que un virus desconocido provocaba una neumonía atípica. La institución había asegurado que la carta nunca existió, pero Taipei la hizo pública

“Los Centros para el Control de Enfermedades de Taiwán (CDC, por sus siglas en inglés) se enteraron de fuentes en línea de que había habido al menos siete casos de neumonía atípica en Wuhan, China. En China, el término ‘neumonía atípica’ se usa comúnmente para referirse al SARS, una enfermedad transmitida entre humanos causada por el coronavirus”, comienza el comunicado enviado por correo.

La alerta temprana, que la OMS dice no haber recibido, solicitaba mayor información al máximo órgano de salud para poder capacitar y tratar este brote de gripe atípica. El gobierno de Taiwán explicó que su solicitud se encajaba en datos para advertir a la población y sistema sanitario.

“Aunque Taiwán sospechaba firmemente que la transmisión de la enfermedad de persona a persona ya estaba ocurriendo en ese momento, no pudimos obtener la confirmación a través de los canales existentes”, enfatiza el escrito.

Además, el día que se envió el correo electrónico, Taiwán tomó la decisión de  activar el control fronterizo y las medidas de cuarentena basadas en el supuesto de que la transmisión de persona a persona estuviera ocurriendo.

Otras quejas

Pero el taiwanés no es el único frente que tiene abierto la OMS. El propio Donald Trump se quejó por la respuesta tardía del organismo internacional y amenazó con dejar de apoyar financieramente.

Por el momento, la institución ni su máxima autoriadad, Tedros Adhanom Ghebreyesus, han respondido al documento publicado desde Taiwán.