Hallazgo llevaría a las minas más ricas de imperio español en Ecuador

Por EFE

En un sendero en el sureste selvático de Ecuador se han localizado dos bloques de piedra tallados. El hallazgo podría ser el vestigio que conduzca hacia dos minas de oro españolas del siglo XVI, cuyo rastro se perdió hace unos cuatrocientos años.

"Estos lugares eran reputados no solo por ser los más ricos de Ecuador, sino de todo el Imperio español", afirma sin dudarlo  Keith Barron, un canadiense que ha vivido en una veintena de países y que se fijó hace dos décadas localizar esas "ciudades" mineras perdidas.

El hallazgo, realizado en noviembre pasado por el geólogo y explorador suizo Stefan Ansermet, es el primero que podría arrojar luz en la dirección de las minas y es "bastante esperanzador", según su jefe, el presidente de la firma Aurania Resources, Keith Barron.

Minas españolas perdidas

Barron conoció la historia de las minas perdidas de manera fortuita en 1998, cuando decidió dejar la empresa diamantera para la que trabajaba en Caracas y trasladarse a Quito a "estudiar español".

La familia que lo albergó era la del historiador Octavio Latorre, que había sido contratado por el Gobierno ecuatoriano para localizar la posible ubicación de las minas españolas.

"Me contó que había siete minas famosas, una de ellas sigue vigente pero el resto se perdieron y gradualmente fueron encontradas, aunque dos siguen desaparecidas. Esos lugares están ahí, sospecho que son El Dorado" ecuatoriano, argumenta.

El hallazgo en 1981 de un yacimiento de oro fundado por los españoles en 1562 y abandonada en 1603, tras una epidemia que acabó con los esclavos indígenas. El descubrimiento atrajo a miles de cazaminas provocando una crisis humanitaria y medioambiental en la provincia amazónica de Zamora Chinchipe.

"Llegaron 25.000 personas en un mes, era como el salvaje oeste", afirma Barron antes de asegurar que se extrajeron de allí 2,7 millones de onzas de oro oficiales y probablemente el doble fue a parar al mercado negro.

En 2006 la firma descubrió uno de los mayores yacimientos de oro a nivel mundial en los últimos 25 años: Fruta del Norte, que desde noviembre pasado es explotada por la canadiense-suiza Lundin Gold. EFE

Loading...
Revisa el siguiente artículo