Profesora habría amarrado, durante horas, a estudiantes de colegio en Quito

Por Carlos Bolaños

Niños de la Institución Educativa Fiscal Mejía habrían sido maltratados por una docente (Ana María S.L) . Ella les tapaba la boca con cinta adherente y eran amarrados a sus escritorios de manos y pies durante horas.  

Para garantizar el silencio, la maestra los amenazaba diciéndoles que tenía muchos contactos, que metería presos a sus papás y también los mataría. Según versión de los niños, otros docentes veían lo que sucedía y nadie hacia nada para impedirlo.

Durante dos largos y tortuosos años estos niños y niñas padecieron lo indecible en manos de la agresora. El Consejo de Protección de Derechos, señaló que veintiocho infantes habrían sido torturados por la docente durante los años lectivos 2017-2018 y 2018 y 2019.

Qué pasó con la docente

A través de medios de comunicación, se dio a conocer la denuncia. La maestra fue suspendida por 90 días, después de ello regresó al plantel educativo.

Sybel Martínez, vicepresidenta del Consejo de Protección de Derechos de Quito, explicó, en NotiMundo a la Carta, que la denuncia fue prácticamente ignorada por el Ministerio de Educación.

Según la Vicepresidenta, las autoridades designaron al Distrito Educación Zona 9 para realizar las investigaciones; ellos concluyeron que no existían pruebas suficientes para castigar a la presunta agresora.

“Los niños eran amordazados por ponerse de pie y eran atados de dos a tres horas. Había cuatro niños que eran maltratos físicamente todo el tiempo y el resto veía. Además, les soplaba máchica en la cara. Los niños no podían ir al baño, porque para ir tenían que tomar leche con ají", relató Sybel Martínez

Existen pruebas

Para la representante del Consejo de Protección de Derechos de Quito, los testimonios y evidencias que mostraron las víctimas y sus padres eran suficientes no solo para sancionar a la docente, sino, también para iniciar una acción penal, en la Fiscalía, por posible tortura.

Existe un certificado del IESS de las secuelas postraumáticas que dejó esta experiencia en uno de los menores.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo