Por esta razón dejarás de comprar ropa en 2020

Sostenibilidad, nuevas formas de consumir: comprar por comprar ya no va.

Por Luz Lancheros

El hedonismo del mundo de 2000 pre 11/S y sus ideales están muertos para siempre. Comprar para que nos haga felices, comprar por impulso y producir desaforadamente, en medio de un mundo cuya población joven tiene menos ingresos que sus padres, y que está en medio de grandes tragedias climáticas, es impensable. Por esto, mostramos varias claves de por qué comprar menos ropa (o no comprarla en absoluto) van a cambiar la forma de consumir moda en la próxima década. Por esta razón dejarás de comprar ropa en 2020

Vergüenza de comprar

View this post on Instagram

En cuarto turno entendemos la importancia de cuidar nuestro planeta 🌏 por esto nos sumamos a la tendencia #KOPSKAM en la que se hace un llamado a comprar productos reciclados y disminuir la contaminación por la industria textil 👕🏷️ Nuestros productos han sido seleccionados detalladamente para que cada uniforme sea de calidad y se encuentre en perfecto estado , además en la tienda encontrarás accesorios hechos de material reciclado y lo mejor nunca pagarás precios excesivos por una prenda , nuestro compromiso es que el valor máximo sea $5000 . . #instaconcepcion #cuartoturno #concechile #chilegram #chile #uniformesreciclados #uniformesclinicoschile #köpskam

A post shared by ᴄᴜᴀʀᴛᴏ ᴛᴜʀɴᴏ 💊💉 (@cuartoturno.cl) on

Se conoce como Köpskam, en sueco. En este país se habla de este fenómeno al hablar no solo de la tragedia del cambio climático, sino de cómo la industria de la moda se deshace de sus sobrantes (los quema o los bota). Ahora bien, en números, según el reporte de la agencia de coolhunting más grande del mundo, WGSN, (el nuevo consumidor de 2021), para 2050 doblaremos el uso de recursos materiales. Asimismo, en su reporte sobre los millennials, se ve que estos están peor pagados que sus padres, con más trabajo y son más conscientes de sus finanzas. Por esto, simplifican sus looks para ser más sostenibles y crear formas de consumir con ofertas y reventa.

Sostenibilidad como salida 

View this post on Instagram

When we shop for clothes, most labels tell us the fibre content of the garment and the country in which it was manufactured. But this is far from the whole story. Country of manufacture may only reflect the location where those final seams were stitched together, and it doesn’t reflect the global journey of our clothes, from fibre production to material creation, dyeing and finishing, and cutting and sewing. 🌍 🌏 🌎 Most of the time, we have no way of knowing where the material in our clothes originates. Let’s change that. In our 2018 Consumer Survey, we found that 77% of respondents think that fashion brands should disclose where the materials in their products come from. And it’s time for brands to listen up! Let’s ask the brands we buy from to disclose their 1st, 2nd and 3rd tier suppliers – on their website and on the label, because we know that exploitation thrives in hidden places, and because transparency is the first step in changing the system. Swipe up at the link in our story to read the full survey results ✨ #FashionRevolution #WhatsInMyClothes?

A post shared by Fashion Revolution (@fash_rev) on

El mismo reportaje de WGSN habla de cómo la economía circular (que consiste en crear productos de material reciclado que pueden ser reciclados de nuevo) tiene un valor de un billón de dólares. Por ejemplo, según cifras de la Cámara Nacional de Moda Italiana, los compradores de grandes tiendas de departamentos invertirán un 40% de sus gastos en productos sostenibles, en un rango de cinco años. Esto ha hecho que no se compre por comprar sino que se invierta en prendas respetuosas con ambientes y comunidades y que impliquen lo mismo en producción. O buscar otras alternativas.

Tecnología a la vista 

Ya hay colecciones en 3D o virtuales, como la de Carlings hace dos años. También hay softwares que las crean y que ya usan varias marcas masivas para evitar desperdicio de recursos e incluso está el e-fitting, donde los filtros de Instagram y la realidad aumentada le indican a la persona desde cómo personalizar sus compras hasta probarse la ropa. También hay apps que premiten crear el armario cápsula como Cladwell, que funciona por suscripción y servicios similares que invitan depurar.

Minimalismo: solución ante el hartazgo 

Ante el panorama presentado de los millennials, estos quieren una estética simple, versátil y cómoda. Por eso buscan prendas durables y recurren a plataformas como The Real Real o Vestiaire Collective, entre otras, para adquirir prendas de reventa. Inspirados también en el sentido de depuración de Marie Kondo, hay más aprovechamiento del clóset, que les sirve también en varias ocasiones de uso, ya diluidas. Muchos millennial trabajan en casa y ahí crean sus espacios productivos y de ocio. Esto también se ve en la creación de armarios cápsula de Uniqlo y en el auge de páginas y cuentas de Instagram como The Minimalist Wardrobe, una guía que invita a cuestionar y a reformar los viejos hábitos de compra para aprovechar todo lo que hay en el armario. En Instagram ya hay este tipo de cuentas e influencers usando hashtags como #modaminimalista o #slowfashion

P&R 

Sebastián Juhola, fundador de la plataforma The Minimalist Wardrobe

¿Cómo funciona The Minimalist Wardrobe? 

Nuestra filosofía es simple: deshazte de lo que no usas o disfrutas y construye un guardarropa que se adecúe a tu estilo, donde las piezas funcionen juntas y así no pienses más en ropa o tu armario nunca más, o menos que antes. Dile adiós a las mañanas donde sientes que no tienes nada de ponerte, ya no debes preocuparte por lo que usas ahora mismo. Ya no tendrás pensamientos distractores sobre cosas adicionales que debes comprar. Solo vive tu vida con las mejores ropas posibles para tí.

¿Por qué incluiste una sección de cómo evitar viejos hábitos? 

Esto lo incluí porque es fácil volver a los viejos hábitos. Comprar es adictivo y divertido en el calor del momento. Los estrategas de márketing hoy son listos y saben cómo hacer que la gente compre aún si no necesitan nada. Por eso, si no sabes cómo crear un armario minimalista, volverás a hacer lo mismo eventualmente. Y tendrás que pasar por otra vez todo el proceso de minimizar un guardarropa, solo para caer nuevamente.

¿Tener un guardarropa minimalista es tener prendas neutras y básicos? 

Absolutamente no. No hay números mágicos, trucos de color o un solo estilo. Cualquiera, con cualquier preferencia o estilo de vida puede tener un armario minimalista. Es simplemente un guardarropa de ropas no redundantes y donde todo sea regularmente usado.

¿Cómo crees que tu plataforma ha cambiado los hábitos de las personas? 

La compra por impulso ha disminuido drásticamente. Las compras son bien pensadas. El precio promedio de la ropa avanza, pero también su calidad. Asimismo, los outfits son más pensados: la gente piensa cómo va a vestir la nueva camiseta que han querido por un tiempo. Porque algunas piezas que tu disfrutas probablemente no funcionen con tu guardarropa, así que no serán usadas siempre, por lo que no vale la pena adquirirlas. La gente se enfoca más en lo sostenible.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo