Paola Guzmán: Corte IDH solicitó al Estado información precisa sobre casos de abuso sexual en Ecuador

Por Nicole Proaño

La jueza Elizabeth Odio Benito de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) dio por terminada la audiencia pública en el caso de Paola Guzmán quien se quitó la vida en 2002 tras haber sido abusada sexualmente por el vicerrector de su colegio por dos años. La jueza solicitó al Estado ecuatoriano que entregue información precisa, sobre qué están haciendo al respecto a programas frente a casos de abuso sexual en el país. 

Luego de la intervención de la Comisión de Derechos Humanos, donde expusieron todos los detalles del proceso civil y penal que se ha llevado en el caso de la adolescente durante estos años, por parte de la defensa y el Estado.

Los representantes de la CIDH afirmaron que los hechos que condujeron al suicidio de Paola Guzmán, son responsabilidad del Estado porque: Paola estaba en un colegio público. Tanto el vicerrector y el médico era funcionarios públicos y su conducta estuvo dirigida a hacer daño.

Además alegaron que el Estado incumplió su deber de garantía, ya que otros funcionarios del plantel educativo tuvieron conocimiento de lo que Paola sufría, siendo permisivos con los hechos. Además mencionaron que el trato hacia la víctima fue estereotipado, culpabilizándola.

"Los funcionarios conocían que Paola consumió fósforo blanco porque ella mismo les informó. La medida inmediata era trasladarla a un hospital de tercer nivel, en lugar de eso y, a pesar de su calidad de garantes de derechos, dejaron esa tarea a su madre", agregó un representante de la CIDH.

Por su parte, el juez Humberto Sierra de la Corte IDH, indicó que le parece "grosero como el Estado aceptó su responsabilidad e hizo un reconocimiento parcial siendo contradictorio, pidiendo disculpas a la madre de la víctima e indicando que existen hechos que no se reconocen".  Asimismo indicó que el discurso parece señalar "que sin importar lo que haga el Estado por la cantidad de fósforo blanco que ingirió Paola igual iba a perder su vida, por lo que no importaría".

El juez Vio Grossio también cuestionó al Estado sobre la información que presentaron sobre el caso de abuso se Paola y le preguntó si buscaba desprestigiar a la víctima al momento de explicar que la ella podía perder su año lectivo. "¿Qué tiene que ver que la víctima haya repetido el año?

Al finalizar la Corte IDH fijó plazo improrrogable para el 28 de febrero del 2020 para entregar información tanto de las víctimas como del Estado ecuatoriano, donde solicitó al mismo que incluya una parte donde mencionen con información precisa, que están haciendo respecto a programas frente a casos de abuso sexual en Ecuador. 

Además solicitó que explique por escrito hasta dónde llegan sus reconocimientos de responsabilidad tras reconocer las"acciones y omisiones del Estado" que permitieron los abusos de la menor y su muerte.

Paola Guzmán se quitó la vida el 12 de diciembre de 2002, dos días después de su cumpleaños. En la mañana de esa fecha, la adolescente ingirió fósforo blanco (diablillos), antes de ir al colegio. Ella les dijo a sus compañeras de lo que había hecho y la llevaron a la enfermería. A su madre no la informaron de inmediato y cuando se enteró, llevó a Paola a dos casas de salud, pero falleció debido a la intoxicación.

La menor murió un día después en la unidad de terapia intensiva de una clínica privada. "El abuso que vivió mi hija lo sabían todos, lo sabía el rector, los profesores, las compañeras y no me dijeron nada", reclamó Albarracín, entre lágrimas.

Te puede interesar:

 

 

 

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo