CIDH recibe testimonios de ecuatorianos que estuvieron en las protestas

Por Agencias

Este lunes, 29 de octubre, un equipo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) comenzó a recibir los testimonios de decenas de ecuatorianos afectados por la reciente ola de protestas en Ecuador, mientras el Gobierno asegura que no se violaron derechos humanos.

Jhajaira Urresta: la joven periodista que perdió su ojo durante las últimas manifestaciones

Durante el cacerolazo realizado en todo el país, tras las manifestaciones del pasado 03 de octubre, la joven fue impactada con una bomba lacrimógena por un uniformado.

Numerosos ecuatorianos se presentaron a lo largo de la jornada en el hotel donde el equipo está recibiendo a los damnificados para escuchar sus versiones.

El equipo de la CIDH coincide en la zona con otro de la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos que se encuentra en el país desde el pasado lunes y que tenía previsto reunirse con representantes de todos los sectores para investigar lo ocurrido desde el 3 al 13 de octubre, cuando Ecuador vivió una de las olas de violencia más graves de su historia reciente.

En ella murieron al menos seis personas y 1.340 resultaron heridas, y distintos grupos, entre ellos el movimiento indígena que encabezó las protestas, han denunciado violaciones por parte de las fuerzas del orden.

El Gobierno de Moreno, que ha sido quien ha invitado a las dos comisiones para que verifiquen todo lo ocurrido, asegura que actuó con moderación y usando exclusivamente herramientas previstas en los convenios internacionales para este tipo de casos, como gas lacrimógeno.

Asimismo, que no se han producido víctimas mortales por acción directa de las fuerzas del orden -Policía o Ejército-, como tampoco hubo uso de fuerza letal, por lo que ha pedido a la CIDH que investigue para conocer el origen de algunos casos de heridos de bala que el Gobierno atribuye a otros factores o causales.

Durante las protestas, muchos manifestantes mostraron casquillos de armas de fuego supuestamente empleados por las fuerzas del orden.

A lo largo de la jornada, la segunda comisión investigadora, la de la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, visitó el edificio de la Contraloría para observar los daños causados por los manifestantes.

Antes de esa visita, el contralor Pablo Celi presentó a ambas comisiones investigadoras un informe institucional donde constan evaluaciones del cuerpo de bomberos sobre el impacto del siniestro en la estructura, documentación y sistemas de la Contaloría.

Con información de EFE

Video relacionado 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo