Quema de llantas, así se vivió el paro de transporte al sur de Quito

Por Andrea Martinez

La mañana de este jueves 3 de octubre, la capital de los ecuatorianos, al igual que otras ciudades del país, amaneció paralizada. Varios puntos de Quito se encuentran cerrados por cientos de manifestantes que piden la derogatoria del decreto 883, anunciado por el Gobierno Nacional. Tal decreto indica el retiro del subsidio a la gasolina extra, ecopaís y diésel.

En un recorrido a pie realizado por este diario desde el sector de Guamaní hasta la Terminal Terrestre de Quitumbe, se pudo constatar el cierre de la Av. Maldonado en diferentes puntos: Terminal del Ecovía de Guamaní, Santo Tomás, El Beaterio y el Puente de Guajaló.

Decenas de personas que intentaban dirigirse a sus lugares de trabajo, buscaban formas de transportarse, aunque esto era casi imposible. Varias camionetas y busetas ofrecían el servicio, pero luego debían desalojar a sus ocupantes debido al cierre de calles en diferentes puntos de la ciudad.

En cada uno de estos sectores cerrados, la quema de llantas y las consignas en contra del Gobierno eran un factor común. Entrevistamos a varios de los presentes para conocer su punto de vista, y ellos nos comentaron su rechazo a las medidas económicas anunciadas por el presidente Lenín Moreno la noche del martes 1 de octubre.

Además, entre una de sus convicciones, anunciaron que no se moverán de los diferentes lugares hasta que exista un acuerdo que beneficie a ambas partes.

De igual forma, nos dirigimos hasta la Terminal Terrestre de Quitumbe para constatar cómo se vive la situación en ese lugar. Al momento, las compañías de transporte no se encuentran vendiendo boletos para ningún punto del país.

TE PUEDE INTERESAR:

Varias personas encargadas de vender los pasajes en las ventanillas, nos indicaron que la disposición les llegó el día de ayer en horas de la noche. Asimismo, supieron manifestar a este medio que a las personas que ya compraron sus pasajes con anticipación, se les devolvió el dinero del mismo o, en su defecto, se reprogramó el viaje para otro día.

Al momento, son varias las personas que esperan pacientemente dentro de la terminal alguna disposición que les permita llegar a sus lugares de destino.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo