Noticias

Semáforos en Quito funcionarán con planes horarios para mejorar el tránsito

Los semáforos son calibrados de acuerdo a planes horarios, con el objetivo de dar preferencias a la circulación longitudinal a través de la ciudad.

Lograr una mayor fluidez al tránsito vehicular de las vías longitudinales de Quito es uno de los objetivos que persigue el plan piloto de movilidad que se aplica desde hace una semana en la capital. “Hemos aumentado la velocidad hasta 30 kilómetros por hora, en promedio y se ha disminuido los tiempos de viaje”, señaló Jaime Erazo, gerente de Operaciones de Movilidad de la Epmmop.

Este plan piloto se aplica inicialmente dentro del perímetro que comprende la Mariscal Sucre, Edmundo Carvajal, El Inca, Eloy Alfaro, Las Azucenas, González Suárez, Orellana, América y Mariana de Jesús.

En una segunda fase se continuará hacia el norte de la Av. El Inca; le seguirá el centro histórico, desde San Blas hasta Santo Domingo, y paulatinamente se extenderá hacia el sur de la ciudad.

Erazo indica que el comportamiento del tránsito en época de vacaciones es diferente, por lo que se ajustará de acuerdo a los informes y recomendaciones de los ingenieros de campo desplegados en las principales intersecciones.

 

¿Cómo funciona?

El plan combina dos modalidades en el ajuste de semáforos: el sistema adaptativo y el de planes horarios. El primero, se autoregula dependiendo la demanda del tráfico; mientras que el segundo método se calibra por horarios y se usa en horas pico. Estas horas van de 6h30 a 9h30; 9h30 a 12h00, de 12h00 a 14h00; 14h00 a 16h30; continúa hasta las 20h00; sigue hasta las 10h00, y de esa hora hasta las 6h00 del siguiente día.

Erazo indica que también se hace una planificación de ciclos para controlar los tiempos del semáforo. El ciclo del encendido de luces va desde 60 segundos y la mayoría hasta 120 segundos. Por ejemplo, el ámbar tiene tres segundos, uno de rojo por seguridad, 60 segundos en verde y el resto de tiempo en rojo. Con esto, se da también prioridad para que el peatón pueda cruzar de forma segura, indicó el funcionario.

Además, con esta medida también se busca controlar el tráfico que viene hacia Quito desde los Valles. Según Erazo, antes se daba prioridad al ingreso de la carga vehicular desde la Av. Granados y por el túnel Guayasamín y se creía que mientras más rápido se hacía pasar a los autos se tendría mayor fluidez. Eso es falso. Lo que estamos haciendo ahora es dejar pasar paulatinamente y vamos controlando el ingreso para no generar un cuello de botella en esos ingresos.

 

¿Qué mas se hará?

El plan contempla también el retiro paulatino de los agentes de tránsito quienes asumirán otro tipo de controles (mal estacionados), reformas geométricas y cambios de sentido en algunas calles.

 

TE PUEDE INTERESAR:

 

Tags

Lo Último


Te recomendamos