Noticias

Oso negro fue sacrificado por interactuar demasiado con las personas

En Oregon es ilegal atraer a un animal esparciendo alimentos o dejando basura.

Los animales salvajes tienden a simpatizar con las personas que les dan alimento y de esta manera llegan a encariñarse o depender de comida de los turistas de cierta zona. Así fue el caso de un oso negro que tuvo que ser sacrificado después de familiarizar demasiado con las personas que regularmente le daban comida y se tomaban fotos con él.

A principios de este ,es, la policía de Oregón recibió alertas de un oso que era visto en la rampa de botes de un parque local. El animal fue encontrado el pasado jueves rodeado de frutos secos y semillas de girasol que parecían ser dejados por habitantes de la zona. Las autoridades llegaron a la conclusión que el animal llegó a acostumbrarse a la interacción humana y podía ser una amenaza a futuro.

Según la cadena CNN, el oso habría podido ser reubicado si no se hubiese acostumbrado al contacto humano. El mamífero de 100 libras entre 2 y 3 años de vida se había acostumbrado al apego y comida humana.

El problema no es las fotos que se tomaban con el animal, es el alimento dejado por los humanos, comida chatarra, que posteriormente le hace dependiente y provoca daños de salud en el oso.

“Este es un ejemplo clásico de por qué imploramos al público que no alimente a los osos”, dijo. “Si bien las personas que ponen comida para este oso pueden tener buenas intenciones, los osos nunca deben ser alimentados”.

Siga leyendo

Tags

Lo Último


Te recomendamos