Iglesia Católica reacciona sobre el matrimonio igualitario en Ecuador

La Iglesia Católica se pronunció sobre el matrimonio igualitario en Ecuador: "Haremos lo que podamos para favorecer a la familia como la entendemos"

Por Andrea Martinez

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana se pronunció ante la resolución de la Corte Constitucional sobre el matrimonio igualitario.

Según la institución religiosa, esta resolución atenta “gravemente la seguridad jurídica de nuestro país y la supremacía constitucional”.

Corte Constitucional dio paso al matrimonio igualitario en Ecuador

Con cinco votos a favor y cuatro en contra se aprobó el matrimonio civil igualitario en Ecuador

Monseñor Eugenio Arellano, Presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, indicó que su preocupación

Cuando hablamos de adopción o aborto nos olvidamos del niño, del derecho que tiene al cariño y presencia de un papá y mamá, a esos patrones que lo formen y lo acompañen.

De igual forma, al ser preguntado sobre una respuesta legal, Arellano indicó que no se ha pensado en esa alternativa, pero dijo: “no es nuestra costumbre hacerlo, pero si es nuestra costumbre hablarle claro a la gente y movilizarla si fuera necesario”.

 

Postura de la Iglesia Católica de Ecuador

A su criterio, la Corte no está facultada para reformar el contenido de la Constitución, refiriéndose al Art. 67, que establece el matrimonio como la “unión entre hombre y mujer”, lo cual podría solo modificarse a través de un Referéndum o el voto calificado de la Asamblea Nacional.

Además, señala que dos miembros de la Corte estaban “moral y legalmente impedidos de tramitar” esta causa, al haber sido patrocinadores y defensores del matrimonio igualitario antes de ocupar este cargo público.

También indican que la Corte no puede irse contra la “voluntad soberana de los ecuatorianos” expresado en el referéndum de 2008 que aprobó la actual Constitución, con el 63% de la votación.

De su lado, la Iglesia Católica rafiticó de continuar su acción basándose en el respeto a las personas, independientemente de su edad, raza, sexo, religión, inclinación sexual, como base de una auténtica convivencia sin discriminación social, política, religiosa, económica o cultural.

Sin embargo, advirtió que ratifican los principios sobre el matrimonio y la familia, base de la sociedad, inspirados en la Palabra de Dios; e indicaron que se continuará con la enseñanza a los niños y jóvenes sobre el “matrimonio basado en el fe cristiana, como unión indisoluble entre un hombre y una mujer, donde fruto de ese amor, nacen hijos para la Sociedad y el Reino de Dios.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo