Fijan audiencia por fraude para Sofía Espín, afín a Rafael Correa

Por Metro Ecuador

Para este viernes, 10 de mayo, la Corte Nacional de Justicia confirmó la audiencia preparatoria de juicio contra Sofía Espín. Esto en el marco de un proceso que se sigue contra la exasambleísta, afín a Rafael Correa por el supuesto delito de fraude procesal.

Iván Saquicela, juez nacional de Garantías Penales, solicitó esa vista de evaluación previa a la apertura de juicio contra Espín, quien se encuentra prófuga de la ley, y la abogada Yadira Cadena, una vez concluido el período de 120 de la instrucción fiscal.

En diciembre pasado la Fiscalía General de Ecuador formuló cargos contra Espín y Cadena por un presunto delito de tráfico de influencias.

El Ministerio Público consideró entonces que ambas visitaron a una testigo protegida, Diana Falcón, para presuntamente "ofrecerle su ayuda a cambio de que se retracte" de una versión que implicaba al expresidente en el secuestro en 2012 del opositor Fernando Balda.

Ambas procesadas tenían prohibido salir del país y debían presentarse semanalmente ante la autoridad competente en el lugar de su residencia, como medidas cautelares.

Sin embargo, Espín incumplió en enero las medidas y la Corte dictó por ello una orden de prisión preventiva en su contra, conociéndose posteriormente que se había fugado a Bolivia.

Tanto Espín como Cadena son acusadas de presionar a la exagente Falcón mediante ofrecimientos de dinero, asistencia letrada y asilo, para que cambiara su versión y no involucrara a Correa en el plagio de Balda.

La causa se inició por el presunto cometimiento del delito de oferta de tráfico de influencias, sin embargo, se produjo una reformulación de cargos y concluyó bajo la definición de fraude procesal en grado de tentativa.

En su declaración anticipada como testigo de cargo, Falcón indicó que Espín y Cadena la visitaron en la prisión donde se hallaba recluida el año pasado. Ahí ofrecieron un abogado para su defensa, asistencia económica, la tramitación de un asilo en Bélgica -donde reside Correa- o apelar a la ONU en busca de amparo.

Tanto Espín como Cadena han negado las acusaciones y, aunque admiten haber visitado a la testigo protegida para verificar su situación humanitaria en la cárcel, aseguran que todo es una persecución de enemigos políticos del correísmo.

El caso llevó a que en noviembre pasado Espín fuera destituida como asambleísta del Parlamento ecuatoriano.

Con información de EFE

Te puede interesar 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo