"Nadie nos dio instrucciones": Se pronunciaron dos compañeros del joven español que desapareció en el río Napo

Los compañeros del joven español que desapareció en el río Napo se pronunciaron en medio de las labores de búsqueda que realizan las autoridades

Por Agencias

Un joven español desapareció mientras se bañaba en el río Napo, específicamente en la Laguna Azul. Se trata de Manuel Tundidor Cabral de 30 años.

Joven español desapareció mientras se bañaba en el río Napo

El joven español desapareció mientras se bañaba en el río Napo con unos amigos y la corriente lo arrastró

El pasado viernes siete estudiantes de la escuela de Enfermería de la Universidad de Granada en Ceuta llegaron al sitio en lo que debía ser una mera excursión. Esta actividad forma parte del programa de intercambio con el que el 31 de marzo último llegaron a Ecuador.

"Nadie nos dio instrucciones"

Los siete estudiantes, de distintas zonas de Andalucía y entre los que se cuenta Manuel, llegaron a la reserva "sin instrucciones". Además, algunos de ellos se dejaron tentar por sus mágicas aguas sin conocer realmente los peligros que encierran.

"Nadie nos dio instrucciones", confesó a EFE Jaime Argudo, miembro del grupo. Él hacía turno junto al teléfono en la ciudad de Puyo con su compañero Didac Cerezales.

Desde la desaparición de Manuel, el grupo se ha dividido en dos para una mayor eficiencia. Esto se debe a que en la ciudad de Tena, a orillas del Napo, no hay casi cobertura telefónica. Mucho menos si se adentra a la zona del río.

Cerezales fue el otro miembro del grupo que el viernes se vio tentado por la Laguna Azul. "Manuel y yo nos adentramos en el río y pasó lo que pasó", relató vía telefónica con EFE.

"Le perdimos el respeto al río", reconoció quien también se vio arrastrado por sus aguas pero, por fortuna, consiguió salir porque "el río lo escupió a un lado (…) En un minuto vi pasar la vida delante mía", contó, pero que en el caso de Manuel "lo vimos y no pudimos hacer nada".

Labores de búsqueda 

La fuerte corriente arrastró al estudiante de Trebujena a una alta velocidad a través de las rocas, por lo que ubicarlo no es tarea fácil. En las labores de rescate participan miembros del cuerpo de Bomberos de Tena, buzos y expertos del grupo de desaparecidos, una veintena de personas que con lanchas y kayaks tratan de dar con Manuel.

 

Argudo y Cerezales relataron que se trata de un grupo de auténticos especialistas y que "meter más personas (en el río) es arriesgarse". "Hemos visto volcar las lanchas y les hemos visto seguir adelante", señalaron sobre los rescatitas, de quienes asegura: "¡Están intentando todo!".

"Todas las personas de búsqueda nos dicen que buscamos un cuerpo", explicó Cerezales sobre las posibilidades de salir con vida en esa corriente.

 

"Hay dos lanchas de bomberos otra vez, unos 15 kayak y buzos que se van a meter en los remolinos peligroso que vieron ayer. Van a ir hasta el punto de ayer, son 30 kilómetros de río", comentó Argudo.

También se evalúa el uso de un helicóptero y de un dron para buscar desde el aire, si bien la espesura de la selva dificulta la visión en las orillas.

Con información de EFE

Video relacionado

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo