María Cecilia Alvarado "Buscamos hacer historia en Azuay"

María Cecilia Alvarado “Chechi”, busca convertirse en la primera mujer en obtener el cargo de la Prefectura del Azuay y para ello su plan de trabajo se enfoca en mejorar las vías, contar con empleo digno, crear oportunidades para jóvenes con formación dual y educación bilingüe, turismo y producción.

Por Adela Araujo

María Cecilia Alvarado, llamada con cariño por todos “Chechi”, es la única mujer candidata a la Prefectura del Azuay de 10 aspirantes. A sus 40 años manifiesta ser una mujer fielmente hincha del Deportivo Cuenca y admiradora del Mundialito de los Pobres. Comenta que sus retos y metas tienen un empuje  particular, sus hijos y esposo a quienes cataloga como “acolitadores al 100%”.

Cuenta que sus padres, hermanos y familia la apoyan incondicionalmente desde el primer día que decidió incursionar en la política, etapa que arrancó desde la época universitaria. Doctora en Jurisprudencia y Abogada de los Tribunales de Justicia de la República logró convertirse en Jefa Política de Cuenca, Asambleísta Nacional Alterna, Concejal de Cuenca y primera Viceprefecta del Azuay.

Alvarado en una entrevista con METRO recalcó que en el caso de llegar a la Prefectura articulará un trabajo directo con todas las entidades y de la mano de su dupla a la Viceprefectura, René Lucero.

  

¿Cuáles son sus propuestas en el caso de llegar a la Prefectura?

Junto a mi dupla, René Lucero, representante de la ruralidad azuaya, hemos organizado un plan integral, escuchando las necesidades y viéndolas de cerca. Nos guiaremos en cinco ejes fundamentales: el trabajo y la producción, Vialidad y Conectividad, el Agua y Ambiente, un Gobierno abierto y sobretodo trabajaremos en temas de seguridad.

¿Qué proyectos de la actual Prefectura se mantiene y cuáles no?

LactJubones y GPATours se cerrarían, mientras que el proyecto de las bailoterapias se retomaría, espacio que sirve para unir a vecinos de distintos barrios, nuestra propuesta para mantener este proyecto es muy organizada y sustentable sin generar que la administración gaste de su bolsillo para mantenerse.

Por otro lado el Festival de Cine la Orquídea se mantendría, por que es importante seguir fomentando los espacios cinematográficos en Azuay. Sin embargo, para evitar que la Prefectura sea el que invierte únicamente en esta fiesta del cine, se trabajará en otro modelo de gestión para este espacio.

¿Cómo potencializará el turismo y el comercio azuayo?

Nuestro plan es construir “grandes” puentes de conexión turística, uno por año, puentes que unan cantones turísticos y comerciales. Por ejemplo se generará la conexión de la Cuenca del Jubones entre Santa Isabel – Oña – Nabón, y también entre Girón y Nabón. También se encuentra planificada la conexión Paute – Gualaceo: puente de concreto para unir la Parroquia El Cabo en Paute, con el sector de Bulzhun en Gualaceo.

¿De qué manera se beneficiará el sector rural con su administración?

Mi binomio, René Lucero, es el fiel reflejo de lucha constante, junto a él hemos planificado proyectos que impulsará el sector rural, donde las mujeres, serán las protagonistas. Mujeres que en su gran mayoría son quienes generan el ingreso económico a la familia. AgroAzuay se potencializará con proyectos productivos, a través de capacitaciones y seguimiento técnico permanente al productor.

¿Cómo combatirá el acoso y violencia hacia las mujeres?

“Nada justifica la violencia: no es cultural, no es natural, no es destino” este es el lema del Plan Provincial para la erradicación de la violencia de género, que arrancó en el 2018. Fomentaremos espacios de participación comunitaria para juntos construir seguridad. Se trata de organizar brigadas barriales que cuenten con el apoyo de la Policía Nacional y otras instituciones vinculadas a la seguridad

¿Qué significa Azuay para “Chechi”?

Azuay es mi corazón, es donde creo y estoy fielmente convencida de que se puede soñar y cumplir sueños. Lo tenemos todo para evitar dejar nuestras tierras y emigrar a otro país abandonando familias. Esta administración tendrá rostro de mujer, con el que busco hacer historia.

En lo personal:

“Chechi”, como muy cariñosamente la llaman tiene 40 años de edad lleva casada 11 años con Fernando López y de ese amor tiene dos hijos, Juan Rafael y Elías Amaru. Define a su familia como “acolitadora”, porque la acompañan incansablemente en sus retos. Le apasiona jugar basket, y como buena azuaya le encanta comer desde la cascarita hasta las morzillas. Con los ojos llenos de orgullo, durante nuestra entrevista, manifiesta que sus hijos junto a su esposo son el pilar fundamental de esta meta a la Prefectura.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo