Ecuador planteó a Assange entregarse a la Justicia o seguir sus protocolos

El procurador general del Estado, Íñigo Salvador Crespo precisó que los infructuosos intentos por buscar una solución para desatascar la situación, se le expusieron los dos planteamientos; Assange no ha aceptado ninguno.

Por Agencias

Tras seis años de asilo en su Embajada en Londres, Ecuador ofreció al fundador de Wikileaks, Julian Assange, que cumpliera un protocolo que le ha notificado con normas de convivencia o entregarse a la Justicia británica con ciertas garantías.

Así lo reveló el 25 de octubre el procurador general del Estado, Íñigo Salvador Crespo, en una rueda de prensa en la sede de la institución, en la que negó recientes afirmaciones por parte de Assange sobre que se habrían vulnerado sus derechos.

El defensor del Estado ecuatoriano precisó que los infructuosos intentos por buscar una solución para desatascar la situación, se le expusieron los dos planteamientos; Assange no ha aceptado ninguno.

Crespo manifestó en la comparecencia que se le llegó a plantear entregarse a la Justicia británica "con las garantías que el Estado ecuatoriano había logrado obtener" de ella.

Esas condiciones incluían "una sanción por no haber acudido a los controles de su libertad condicional", que "no rebasaría seis meses", y que "no sería deportado o extraditado a ningún otro país", aclaró.

La otra alternativa era quedarse todo el tiempo que quisiera en la Embajada de Ecuador, pero bajo "ciertas reglas", puesto que el asilo se ha prolongado ya seis años y nada muestra que pueda solucionarse inmediatamente.

Crespo explicó que dicho reglamento está contenido en un protocolo que se le entregó este mes y del que ya tenía conocimiento de que se le iba a exigir en una misiva que recibió en agosto pasado y fue remitida por la Cancillería.

Precisó que la carta señalaba una serie de aspectos entre ellos de higiene, cuidado de su mascota y normas básicas de convivencia con el personal de la legación diplomática, al que se añadió "la regla básica del asilo internacional: no interferir en asuntos de política del Estado asilante o que puedan poner en peligro la relación del Estado asilante con otros estados".

Ante la acción de protección interpuesta por el letrado de Assange, el exmagistrado español Baltasar Garzón, sobre una supuesta vulneración de derechos, Crespo confirmó que el día 19 Assange se negó a recibir la clave de wifi en la misión diplomática.

Y refirió que entre junio y octubre de este año recibió 92 visitas, entre ellas, "justamente las de sus abogados".

El procurador también ofreció un inusual detalle de las instalaciones que le sirven de domicilio.

Explicó por ejemplo que en la sede trabajan otras seis personas y que lo que definió como "los cuarteles del señor Assange" comprenden su dormitorio, su oficina, el baño asignado en exclusividad, cada uno por un lado, junto a espacios comunes que comparte con la misión.

"Cualquier actividad del señor Assange interfiere si no es llevada dentro de los márgenes de convivencia armónica de los que habla el protocolo, con el servicio público que la misión diplomática brinda a los ecuatorianos que viven en Inglaterra", reveló.

Con información de EFE

Siga leyendo:

Relacionado

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo