Gobierno, entre eliminación de subsidios y reducción de costos

El Gobierno estudia la eliminación de subsidios y costo político. Analistas dan su opinión al respecto.

Por Nicole Proaño

El Gobierno tiene la consigna esta semana de definir el tema de los subsidios y la reducción de costos.
Cabe recordar que el presupuesto fiscal prevé destinar este año unos 3.500 millones de dólares a los subsidios, de los cuales 1.700 millones  van al rubro de combustibles.
Pero de retirarse solo el subsidio a la gasolina “súper” el Estado se ahorraría unos 140 millones de dólares que, según el Ejecutivo, serviría para inyectar a la economía nacional.

 

Posturas

Para el presidente Lenín Moreno la posibilidad de eliminar algunos subsidios a los combustibles es una medida para obtener liquidez; sin embargo, algunos sindicatos y grupos de izquierdas, por contra, se oponen a la eliminación e incluso abogan por una focalización u aplicación del subsidio sólo a ciertos sectores, como han señalado algunas autoridades, y advertido del riesgo político de tal medida.
Uno de ellos es el catedrático y analista económico Pablo Dávalos, quien ha advertido de una contradicción en las ideas del Gobierno, ya que por un lado quiere eliminar subsidios y por otro, pretende perdonar ciertas deudas con el fisco de varias grandes empresas.

 

“Si el objetivo es mejorar la liquidez y tratar de cerrar una brecha fiscal que se cree abultada, el indulto a las deudas de cierto sector privado no es una medida coherente, ha explicado Dávalos”.

Dávalos sugirió a Moreno que se desprenda de su equipo económico, “para dar una señal clara”, desista del plan de perdón de deudas a grandes empresas y diseñe una estrategia de reactivación del aparato productivo.
Para otro analista, Mauricio Pozo, un exministro de Economía y excandidato a la Vicepresidencia, este es el momento para acometer estrategias en torno a la política de subsidios y para eliminar todo ese tipo de ayudas que golpean a la economía nacional.
Pozo es partidario de la eliminación del subsidio y recordó que sólo en el caso del diésel, la asistencia estatal supondría un ahorro de 900 millones de dólares.

Grupos a favor y en contra

El Ecuador pasó de tener 33 subsidios en el 2010, a 16 en el 2018.

 

Además de los subsidios a los combustibles, que representan el 47% del total, también se entregan subvenciones sociales a sectores vulnerables.

 

Los taxistas y los distribuidores de combustibles están de acuerdo con la eliminación de la subvención de la gasolina extra y súper para quienes tienen autos particulares.

 

Mientras que los transportistas están de acuerdo con una focalización, pero siempre que se mejore previamente la calidad de los combustibles que se distribuyen en el país.

 

Te puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo