Puedes ser virgen después haber tenido sexo, según texto publicado por el Vaticano

El Vaticano hizo que se calentara el debate.

Por Metro Ecuador

El 4 de julio, el Vaticano, publicó un documento bajo el título Ecclesiae Sponsae Imago que generó gran polémica acerca de que la virginidad como la conocemos, no es un requisito determinante para la consagración.

Tras esto, la Asociación Estadounidense de Vírgenes Consagradas emitió un comunicado en el que afirma estar "profundamente decepcionada" por las nuevas reglas.

Vírgenes consagradas

Las "vírgenes consagradas" son las mujeres que han tomado la decisión de vivir en estado de castidad, una manera para servir al Señor. Según Infobae, hay  aproximadamente 5.000 que viven en 42 países.

La noticia no causó mucha controversia cuando se publicó, pero ahora la Asociación Estadounidense de Vírgenes Consagradas se pronunció para  dar "la voz de alerta".

"Es impactante escuchar a la Madre Iglesia decir que la virginidad física ya no se considera un requisito previo esencial para la consagración a una vida de virginidad", sostuvieron desde la asociación, según indica el medio internacional.

¿Qué dice el texto? 

La asociación cuestiona la sección 88, donde indica que "la llamada a dar testimonio del amor virginal, esponsal y fecundo de la Iglesia a Cristo, no se reduce al signo de la integridad física (…) Haber guardado el cuerpo en perfecta continencia o haber vivido ejemplarmente la virtud de la castidad, aunque es de gran importancia en orden al discernimiento, no constituye requisito determinante en ausencia del cual sea imposible admitir a la consagración".

En otras palabras se permite las consagración incluso a quienes han tenido sexo, cuestión que les molesta porque en su agrupación solo aceptan puros y castos.

Ante tamaño cuestionamiento, el Vaticano decidió no pronunciarse.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo