Ecuador le da el último adiós para Javier, Efraín y Paúl, periodistas asesinados en Colombia

El 28 de junio se realizó un velatorio público de los cuerpos de los tres integrantes del equipo de prensa ecuatoriano secuestrado en la frontera y asesinado en Colombia en la iglesia La Dolorosa de Quito

Por Agencias

Amigos, familiares, colegas, estudiantes de periodismo y ciudadanos solidarios acudieron a la iglesia de La Dolorosa ubicada  en el centro norte de Quito, donde se colocaron los ataúdes, cobijados por la bandera de Ecuador, con ramos de flores blancas y las fotografías del equipo de prensa.

A las 10.00 se realizará la misa de cuerpo presente en la iglesia La Dolorosa antes de que el cortejo fúnebre se desplace a Memorial Necrópoli, donde finalmente Ortega, Rivas y Segarra serán enterrados.

Los cuerpos de Javier Ortega (periodista), Paúl Rivas (fotógrafo) y Efraín Segarra (conductor) llegaron el 27 de junio a Ecuador en un avión de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) procedente de Cali donde, con apoyo de sus familiares, se confirmó su identidad.

Ricardo Rivas, hermano del fotógrafo asesinado, dijo que se instaló la capilla en La Dolorosa como una "muestra de solidaridad, de una deferencia muy especial al cariño, al amor, a la pasión, al respeto con el que el pueblo ecuatoriano se ha manifestado respecto a este lamentable suceso".

"No podíamos hacer menos que abrir justamente las puertas para que gente solidaria, sienta este lamentable suceso en nuestro país y, sobre todo, que nunca más se vuelva a repetir en ninguna familia del continente", comentó.

Tras su llegada a Quito, se trasladó a los féretros hasta una casa de velatorios donde estuvieron solo sus familiares, mientras que en la tarde se los colocó en una capilla ardiente instalada en el interior del diario El Comercio, donde trabajaban.

Ortega, Rivas y Segarra fueron secuestrados el pasado 26 de marzo en la zona de Mataje, en la provincia costera de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, donde realizaban trabajos periodísticos sobre el auge de la violencia en la zona.

Poco después, una facción disidente de la exguerrilla de las FARC autodenominada "Frente Oliver Sinisterra" asumió la autoría del secuestro y el 13 de abril el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, confirmó el triple asesinato.

A ese grupo también se le atribuye el secuestro de Katty Velasco Pinargote y Oscar Villacís Gómez, una pareja ecuatoriana que había viajado a la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia.

A la iglesia La Dolorosa acudieron también hoy familiares de la pareja secuestrada hace unos tres meses y cuyo paradero y situación se desconoce.

"Rogaría al señor canciller (José Valencia) que por favor no nos abandone, que él también ha de ser padre y que nos ayude y nos proteja y que, por favor, haga lo posible por ver también por mi hijo", comentó entre sollozos María Gomez, madre de Villacís.

EFE

Loading...
Revisa el siguiente artículo