Inmigrantes pernoctan en el Terminal Terrestre de Carcelén en Quito

El Terminal Terrestre de Carcelén, en el norte de Quito, se ha convertido en un refugio para las decenas de extranjeros que llegan al Ecuador para continuar su travesía a otros países de América Latina.

Por Nicole Proaño

El Terminal Terrestre de Carcelén, en el norte de Quito, se ha convertido en un refugio para los decenas de extranjeros que llegan al Ecuador para continuar su travesía a otros países de América Latina como Perú, Chile y Argentina.

Dentro de las instalaciones del terminal, en el parqueadero, se ha improvisado un campamento de paso en donde inmigrantes de varios países se alojaron en pésimas condiciones hasta conseguir dinero para el pasaje que los lleve a otro país. A pesar de las condiciones en la que viven se los puede ver con una sonrisa cargados de esperanza para luchar en conseguir dinero para sus necesidades básicas y alimentar a sus familias.

Inmigrantes llevan días en el terminal

Kenny Martínez, de 30 años llegó de Venezuela y lleva dos días en el Terminal Terrestre de Carcelén. Su travesía la empezó hace un mes y ha llegado al Ecuador caminando desde Venezuela. “Llegué hace dos días a Ecuador con mis hermanas y unos amigos que conocí en el camino. Mis pies están lastimados de tanto caminar ya que desde Colombia lo hemos venido haciendo hasta conseguir un bus que nos avance hasta el terminal”, comentó mientras ayudaba a parquear un automóvil que llegaba a las instalaciones.

La mayoría de los extranjeros consiguen cada centavo parqueando carros o vendiendo caramelos, ya que cada centavo cuenta para poder dirigirse al sur.

Algunas personas tienen familiares en Perú que los están esperando como es el caso de Diana que llegó con ocho familiares. “Llegamos desde Maracaibo caminando y gracias a Dios nos hemos encontrado con personas de buen corazón que nos han ayudado con alimento para continuar nuestro viaje. En la frontera con Ecuador nos robaron lo poco que teníamos. Ahora estamos tratando de conseguir algo de dinero para costear la mitad del pasaje y para poder pagar las instalaciones de las baterías sanitarias”, añadió Diana que además agradece a los ecuatorianos que le han brindado ayuda en estos tres días que lleva pernoctando en el terminal.

Bryan es otro migrante que llegó de Colombia y ya lleva un mes en el terminal. Junto con sus nuevos amigos que ha hecho en las instalaciones está reuniendo dinero para poder regresar a su país y encontrarse con su familia. “La vida aquí es difícil, en las noches cuando llueve tenemos que escampar en algún lugar para no mojarnos”.
Bryan comenta que poseen de cuatro carpas donde las mujeres y los niños pasan las noches mientras que los hombres duermen en el suelo encima de algunos cartones que han podido conseguir.

El pasado miércoles 6 de junio, se llevó a cabo una reunión con las Autoridades del Municipio de Quito y la Defensoría del Pueblo donde se analizó la situación de los migrantes que pernoctan en la estación. Geoconda Benítez, coordinadora General de la zona 9 manifestó que se está realizando los trámites para reubicarlos en el costado oriental del terminal. Allí hay césped e instalaciones de baterías sanitarias.

El General retirado de las Fuerzas Armadas, Juan Francisco Reinoso se encuentra en la ayuda a los inmigrantes desde hace 20 días. El día de ayer el General y su familia donaron cerca de 20 pasajes a Perú. Cada pasaje cuesta alrededor de USD14. Además asiste en las noches con alimentos para las decenas de extranjeros que llegan en la noche a dormir en la estación.

Katherine Martínez, inmigrante de Venezuela agradece la solidaridad de los ecuatorianos que les han brindado alimentos y cobijas para poder vivir. “Gracias a todas esas personas de buen corazón que nos han ayudado con comida y medicinas. También quiero hacer un llamado a las autoridades que nos ayuden. Entiendan que la situación que vivimos lo hacemos por nuestra familia y todo lo que tenemos que pasar es por ellos”, añadió con la esperanza de que el conflicto de que vive su país termine y pueda regresar a su hogar con su familia.

Los inmigrantes solicitan de brigadas de centro de salud para atender a niños y mujeres, además de donaciones como antibióticos, plásticos para cubrirse y colchonetas. La Defensoría de Pueblo busca conformar una mesa técnica para invitar a otras instituciones del Estado con competencias en temas migratorios para apoyar a los viajeros.

 

Puede donar en el terminal

Si usted desea donar con alimentos o medicinas puede acercarse al Terminal Terrestre de Carcelén y entregar a administración o directamente con los inmigrantes que se encuentran en el parqueadero.

Relacionado

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo