Recién casados viajan a la isla en su luna de miel y sufren tremenda pesadilla

El matrimonio fue asaltado y el esposo resultó con herida de bala

Por Metro PR

Un viaje de bodas casi se termina en una tragedia fatal para una pareja de Kenia, mientras visitaba la isla.

El matrimonio compuesto por Kendric y Kenyada Tyler fue víctima de un robo violento, en el que el esposo, recibió un balazo, y actualmente se encuentra recibiendo tratamiento médico para su espina dorsal la cual fue afectada gravemente.

Los Tylers se casaron el pasado abril, pero nunca tuvieron luna de miel, por lo que este año, planificaron sus vacaciones soñadas. Estos arribaron a San Juan para tomar un crucero de siete días.

De acuerdo con la esposa, "el crucero se dio bien". Pero no fue hasta su estadía el 1 de mayo que casi les cuesta la vida al matrimonio.

"Queríamos mirar las luces de P por la noche. Fue realmente lindo", dijo Kenyada Tyler sobre su viaje.

Los recién casados ​​observaron cómo sus vacaciones se iban arruinando.

"Dos hombres en una motocicleta pasaron junto a nosotros. Disminuyeron la velocidad y nos miraron. Mi marido trabaja en las correcciones, así que automáticamente sabía lo que está pasando con esta gente".

A los Tylers les robaron el poco dinero que tenían. La mujer describió que los sujetos "Disparó y mi esposo se paró frente a mí y recibió la bala".

Kenyada grabó a su esposo hablando en su cama de hospital.

"El enemigo lo intentó, pero no pudo. No, no, no. Pertenezco al Señor", exclamó Kendric Tyler.

Por su parte, su esposa dijo a ABC que la bala entró en su hombro y atravesó su cuerpo.

El hombre oriundo de Demark ahora recibe tratamiento en el Centro Médico de la Universidad de Augusta.

"Cuando la bala impactó, rompió su C 5 y dañó entre su C 6 y C 7, que se cortó, lo que controla sus habilidades motoras. Por lo tanto, no pudo mover nada desde el cuello hacia abajo", describió.

Kendric también compartió, "Confíen y crean, inclinense y dependan de Su palabra sagrada y humana. De eso se trata".

A través de la fe, el hombre de 34 años movió milagrosamente su dedo índice, dedo del pie e incluso levantó su brazo. Después de un corto tiempo en un hospital en Puerto Rico, la pareja se trasladó a Augusta.

"Queríamos venir a Augusta", dijo Kenyada. "Hemos escuchado cosas grandiosas sobre este centro médico". La curación tomará tiempo. Sin embargo, los Tylers esperan dirigirse al Shepherd Center en Atlanta para la rehabilitación de la médula espinal antes de regresar a su hogar en Alaska.

"Simplemente lo estamos tomando un día a la vez", dijo.

"Solo queremos que la gente sepa que están sucediendo algunas cosas en Puerto Rico, que el gobierno está haciendo a la gente que estén desesperadas".

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo