Familiares de periodistas secuestrados envían carta abierta a Lenín Moreno

Los familiares de periodistas secuestrados envían una carta abierta al presidente Lenín Moreno, donde detallan nueve exigencias.

Por Andrea Martinez

Los familiares de los periodistas secuestrados en Mataje (Esmeraldas) hicieron pública una carta abierta dirigida al Presidente Lenín Moreno, en la cual detallan sus "exigencias como víctimas".

"Señor presidente, no pedimos nada que usted, sus ministros, sus asesores, su esposa, sus hijas no desearían si estuviesen afrontando lo que hoy nosotros vivimos. No pedimos nada sobre lo que no tengamos derecho, no pedimos nada que este país no nos pueda garantizar", dicta el comunicado.

A 16 días desde el último contacto que Javier Ortega, 32 años, periodista; Paúl Rivas, 45 años, fotoperiodista y Efraín Segarra, 60 años, conductor; miembros del equipo periodístico de Diario El Comercio, desplegados en cobertura en la zona de Mataje, sus familiares expresan 9 puntos:

 

  • No pedimos nada sobre lo que Javier, Paúl y Efraín no tengan derecho. La garantía de la vida, el principio fundamental, debe primar sobre cualquier otro interés.
  • Es a nosotros, a las tres familias, a quienes les faltan sus hijos, padres y hermanos. Y por esa condición, es a nosotros a quienes debe llegar la información de primera mano, transparente y sin matices. Señor presidente, no pedimos nada que usted no desearía de encontrarse en esta dolorosa situación. Por eso, recordando que los primeros 12 días el flujo de comunicación fue limitado y que solo en las últimas jornadas hemos recibido llamadas por parte del ministro César Navas; reiteramos nuestra exigencia para que diariamente se transmita información desde las autoridades hacia las familias sobre los avances del proceso y que esa información no sea contradictoria con el discurso que posteriormente se utilizará en otros canales de comunicación.
  • Exigimos la disponibilidad y cercanía de la persona que constituya el contacto con las familias, solo de esa manera se podrá generar la confianza que esta compleja situación requiere.
  • 16 días después de la noticia del secuestro no sabemos a ciencia cierta el tipo de estrategia que desde la institucionalidad estatal se está desplegando para volver efectiva esa alta prioridad nacional que constituye su retorno, íntegros y con vida. Por ello, exigimos que nos expliquen cuál es la estrategia que el Estado ecuatoriano está adoptando y que nos den a conocer al equipo técnico y los resultados obtenidos hasta el momento.
  • Exigimos que de la manera más urgente e inmediata un equipo multidisciplinario, e internacional arribe al país para sumarse con su experticia en los esfuerzos por traer íntegros y con vida a Javier, Paúl y Efraín. Exigimos que los representantes de las familias sean parte activa en la toma de decisiones, un Comité de Crisis no puede ser solo reactivo a la coyuntura, debe poder responder, pero también prevenir y anticipar escenarios.
  • Pedimos que el Estado ecuatoriano realice los trámites necesarios para que un organismo humanitario internacional pueda actuar como parte del equipo mediador, esto con el fin de salvaguardar la integridad física y psicológica de Javier, Paúl y Efraín.
  • Una vez que se conoce que el grupo que tiene secuestrados a nuestros familiares pertenece a las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que el ministro del Interior, César Navas, ha afirmado que los tres se encuentran en Colombia y que alías “Guacho” opera desde el vecino país del norte, que Javier Ortega, en el video enviado por este grupo a un medio colombiano, afirma que desean regresar al país; exigimos que el Gobierno ecuatoriano solicite oficialmente el involucramiento de Colombia y del presidente Juan Manuel Santos en el proceso de liberación de Javier, Paúl y Efraín.
  • Dado que en los próximos días se celebra la Cumbre de las Américas en la ciudad de Lima (Perú) pedimos que la delegación ecuatoriana incorpore este como un tema de deliberación en ese foro internacional, que se solicite una reunión bilateral con Colombia para que el tema pueda ser debidamente tratado y que una representación de las familias pueda ser parte de esa cita.
  • Demandamos la actuación del Estado en el acompañamiento a la situación de los familiares. Esta realidad requiere de un apoyo psicológico que no puede remitirse a una única conversación con un especialista en un entorno poco seguro, sino de un equipo que pueda entender las necesidades emocionales de quienes nos hemos visto tocados por este terrible acontecimiento. Ese acompañamiento debe incluir también el aspecto laboral, educativo, salud y demás, abandonados desde hace 16 días cuando esta situación comenzó. Estamos seguros que el Estado sabrá desplegar los mecanismos necesarios para asegurar la protección de los familiares de Javier, Paúl y Efraín.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo